CAKE DE PLÁTANO Y CHOCOLATE (sin huevo, ni azúcar)

Un exquisito, facilísimo y nutritivo postre que tendremos listo en cuestión de minutos. Sin lugar a dudas lo más difícil en esta receta es esperar a que se enfríe para disfrutar de él porque su elaboración es bien sencilla, ya que usaremos ingredientes muy básicos y no incorporaremos ni huevos, ni azúcares. El plátano le aporta todo el dulzor y cremosidad necesaria, aunque si sois muy golosos podéis incorporar unas cucharaditas de panela o el azúcar o edulcorante que normalmente uséis (pero os repito que queda bien dulce sin añadir más azúcar).

Yo lo he hecho con aceite de oliva para hacerlo más saludable, pero podéis sustituirla por aceite de coco, de girasol o mantequilla. Al igual que la leche, es perfectamente sustituible por cualquier bebida vegetal o por leche de vaca entera o semidesnatada. Y la harina también se puede reemplazar por harina de avena o harina común (el resto de harinas no las recomiendo porque queda algo más seco y con una textura muy densa).

En casa nos apasiona el chocolate, sobre todo el negro, por eso he incorporado unos trozos de chocolate negro 80% de cacao, para darle un toque aun más chocolateado. Pero podéis no hacerlo o sustituirlo por unas nueces troceadas, coco rallado, o algún otro fruto deshidratado (pasas, orejones, naranjas confitadas…).

Aquí os dejo otras opciones de postres saludables que seguro que os van a encantar: bizcocho de peras y coco, brownie de oreo y nutella, bizcocho meloso de duraznos, pie de calabaza y chocolatebizcocho especiado de calabaza ,chips ahoy saludables, pastel de zanahoria y limón , bizcocho de zanahoria, avena y jengibretarta facilísima de galletas y chocolate,  helado light de chocolate, tarta de fresas y nata.  Y si queréis ver más deliciosas y saludables recetas, solo tenéis que ir al menú principal y pinchar sobre “dulces”.

Ingredientes:

-3 plátanos maduros

-1/2 taza de leche desnatada (o bebida vegetal)

-1/2 taza de aceite de oliva

-1 taza harina integral

-2 cucharadas de cacao en polvo

-1 cucharadita de polvos de hornear

-1 cucharadita de bicarbonato sódico

-1 cucharadita de canela molida

-Una pizca de sal

-Opcional: trocitos de chocolate negro y 1 plátano para decorar

Preparación:

Precalentamos el horno a 180º y comenzamos a preparar el bizcocho. Para ello pelamos los plátanos, los ponemos en un bol y los escachamos con un tenedor. Añadimos la leche, el aceite de oliva y mezclamos bien. Incorporamos la harina integral, el cacao, la levadura, el bicarbonato, la canela y la sal y mezclamos muy bien. (Si decidimos añadirle los trocitos de chocolate negro ahora es el momento de hacerlo). Y lo vertemos en un molde de silicona o forrado con papel de hornear. (Podemos decorarlo con un plátano partido longitudinalmente, y colocado en la superficie). Horneamos 40 minutos (hacemos la prueba del palillo para comprobar que está cocido en el interior). Sacamos del horno y dejamos enfriar por completo antes de desmoldar.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

COULANT 0% (sin azúcar, sin grasas)

Si hay un postre rico, riquísimo y super fácil de preparar, ese es el coulant o volcán de chocolate. Ya os había dejado en el blog la receta del coulant tradicional de chocolate negro y también otra de coulant de chocolate blanco (tenéis las recetas pinchando encima del nombre). Pero en esta ocasión os traigo una receta de coulant saludable, ya que no tiene grasas ni azúcares. El sabor es muy rico porque el plátano aporta el dulzor y la cremosidad necesaria, el huevo le da esponjosidad y el cacao le pone el toque chocolatudo al postre.

El tiempo de horneado depende de cada horno por eso es conveniente vigilarlo y hacer la prueba del palillo para que resulte cocido por fuera pero blando en su interior. Yo le he puesto un cuadrado de chocolate negro para que quedara más untuoso el interior, pero si queréis restar calorías, podéis prescindir de él. Al igual que del coco rallado que he puesto a modo de decoración.

Con estas cantidades salen 2 deliciosos coulant, si queréis hacer más cantidad, solo debéis duplicar los ingredientes. Acompañado de un vaso de leche, es ideal como desayuno saludable o merienda reconfortante. Lo tendréis listo en un abrir y cerrar de ojos ya que solamente precisa de mezclar los tres ingredientes. Incluso lo podéis congelar antes de hornear y simplemente cuando os apetezca consumirlo, lo sacáis del congelador y directamente al horno (aquí el tiempo de horneado aumentará, posiblemente necesitéis 15 minutos o un poco más, comprobadlo haciendo la prueba del palillo). Sin más, os dejo la receta.

20180719_191535
20180719_191454

Ingredientes:

-1 plátano grande o 2 medianos

-1 huevo

-2 cucharadas de cacao en polvo desgrasado

-Opcional: 2 cuadrados de chocolate puro y coco rallado (para decorar)

Preparación:

Escachamos muy bien el plátano y lo mezclamos con el huevo y el cacao. Vertemos en los moldes previamente enharinados e insertamos un cuadrado de chocolate en cada uno. Horneamos 12 minutos en horno precalentado a 180º.

Desmoldamos y decoramos con coco rallado.

 

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

HELADO LIGHT DE AGUACATE Y ALMENDRAS

Verano es igual a helados. Y yo tenía muchísimas ganas de comenzar a preparar helados caseros, sanos, ricos y sin necesidad de heladera! Y conseguido! Aprovechando varios aguacates que tenía en la nevera, me puse manos a la obra y preparé esta receta de helado pero light, sin nata, ni leche condensada, ni azúcares añadidos. La cremosidad se la aporta el plátano congelado y el dulzor el caramelo de dátiles (receta que siempre recomiendo porque es la forma más natural de endulzar nuestros platos, el enlace lo tenéis pinchando aquí). Aunque si no tenéis caramelo de dátiles podéis añadir tres dátiles naturales o dos cucharaditas de miel.

Sin lugar a dudas una receta exquisita, super sencilla y muy nutritiva, donde el sabor del aguacate queda totalmente camuflado con el resto de ingredientes. Y lo mejor de todo es que no necesitamos de la heladera. El proceso es bien sencillo, básicamente trituramos todos los ingredientes, los ponemos en un recipiente apto para el congelador y congelamos moviendo de vez de cuando para que no se formen cristales de hielo. Y a disfrutar de nuestro helado casero! Se puede servir en cucuruchos de helado que venden en los supermercados. Y queda exquisito si le ponemos por encima unos hilitos de crema de chocolate, de nueces o de almendras.

Ingredientes:

-2 aguacates

-1 plátano

-1 limón

-2 cucharadas caramelo de dátiles

 -Un puñado de almendras picadas

-1 cucharadita de canela molida

Preparación:

Previamente congelamos el plátano para que le aporte cremosidad a la receta, esto lo podemos hacer la noche anterior o un mínimo de 2 horas antes de preparar el heleado.

Comenzamos pelando y picando el aguacate. Lo ponemos en la batidora junto con el plátano congelado y troceado, el zumo del limón, la canela y el caramelo de dátiles. Batimos hasta que quede una textura cremosa. Añadimos las almendras picadas a la mezcla y removemos. Vertemos la preparación anterior en un recipiente apto para el congelador y congelamos. Pasada la primera hora, sacamos el recipiente y removemos para evitar que se formen cristales de hielo. Este proceso lo repetimos cada dos horas, dos veces más (así evitaremos la cristalización y el helado quedará cremoso). Finalmente lo dejamos en el congelador hasta que adquiera la consistencia de helado. Servimos formando bolas

Sugerencias:

*Si no se dispone de caramelo de dátiles, se puede usar miel, azúcar o cualquier otro edulcorante para endulzar.

*Resulta ideal si lo servimos con unos hilos de crema de chocolate, de nueces o de almendras por encima.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

FLAN DE AVENA Y PLÁTANO

El flan de plátano es una receta versionada del clásico flan. Yo la suelo preparar cuando tengo plátanos maduros en casa y ya no los vamos a consumir tal cual. Aunque sí que es verdad que hay muchas recetas de aprovechamiento con plátanos, como por ejemplo, batidos, smothies, helados, mouse, petit suisse, bizcochos, tortillas… Poco a poco iré publicando recetas de este estilo para que veáis que sencillas y ricas son, y encima nos beneficiamos de los múltiples beneficios de este fantástico fruto.

A los niños les encanta y muy sencillita de hacer. En 5 minutos la tienes lista para la cocción, ya que básicamente se trata de mezclar todos los ingredientes y a la flanera.

Esta vez usé leche de avena para prepararlo y el resultado fue muy bueno, ya que se potencia el sabor y encima el flan se ve enriquecido con las múltiples propiedades de la avena. Aunque si no tenéis leche d avena en casa o no os gusta, podéis prepararlo perfectamente con la leche tradicional que también queda muy rico.

Yo preparo los flanes en la olla expres, me resulta muy práctico y me da menos pereza que la cocción al horno, ya que esta última requiere de más tiempo, más vigilancia durante el horneado y por consiguiente un mayor gasto económico. En mi casa, como a los peques y a nosotros nos encantan los flanes, porque son un postre muy sano, decidí comprarme una flanera con tapa para prepararlos en la olla, ya que facilita mucho la cocción. Os animo a que adquiráis una y prepararéis vuestros propios flanes caseros. Están riquísimos, son super fáciles de hacer, y por si fuera poco, nutricionalmente hablando nos aportan muchas propiedades ya que sus ingredientes base son los huevos, la leche y el azúcar.

En esta ocasión y como andaba con prisas he usado un caramelo líquido industrial pero si tenéis algo más de tiempo,  podéis hacer vuestro propio caramelo, simplemente se debe poner 50 gramos de azúcar con 2 cucharadas de agua en una sartén, removemos para mezclar los ingredientes y llevamos a fuego medio hasta que adquiera un color dorado. Inmediatamente se vierte en el molde a usar. Es importante no moverlo durante la cocción. Y sin más vamos con la receta.

Ingredientes:

-2 plátanos maduros

-3 huevos

-1 vaso de leche de avena

-3 cucharadas de azúcar

-1 cucharadita de canela

-1 cucharada de maicena

-Caramelo líquido

20180506_090453

Preparación:

Comenzamos triturando los plátanos con la batidora hasta formar un puré. Le incorporamos los huevos y el azúcar y batimos bien. En la leche  disolvemos la maicena y agregamos al preparado anterior. Añadimos la maicena y removemos hasta integrar todos los ingredientes.

Vertemos dentro de la flanera el caramelo líquido e incorporamos la mezcla de plátanos. Tapamos y llevamos al baño maría en una olla exprés durante 15 minutos después que haya comenzado a salir el  vapor. Dejamos entibiar. Sacamos el molde de la olla, y refrigeramos mínimo 6 horas para que cuaje bien. Desmoldamos con cuidado y dándole la vuelta sobre el plato en el que vayamos a servir.

Sugerencias:

*Se puede sustituir la leche de avena por leche de vaca. 

 

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

SMOOTHIE DE AGUACATE Y ALBARICOQUE

Ahora que comienza el calor y las temperaturas empiezan a aumentar, el cuerpo nos pide preparaciones fresquitas y llenas de sabor. Pues nada mejor para mantenernos hidratados y vitaminados que un potente batido de frutas mezclado con frutos secos, leche y yogurt. En este caso os dejo dos recetas en una jejeje. Pensé que resultaría muy vistoso, llamativo y sabroso si combinaba dos sabores y colores diferentes en un mismo batido. Y así ha sido, un éxito total. Una explosión de sabores y nutrientes para el cuerpo.

Los plátanos deben estar congelados (bastará con dejarlos 2 horas en el congelador) para que el smoothie adquiera una textura cremosa. Si no tenéis caramelo de dátiles (el cual aconsejo totalmente para endulzar cualquier preparación, os dejo el link de la receta pinchando aquí) podéis usar 2 dátiles o una cucharada de miel. Al igual que podéis sustituir la leche de almendras por la que vosotros uséis.

Para presentar el batido combinando ambas preparaciones, debéis licuar por separado los smoothies y verterlos al mismo tiempo en el vaso. Si os resulta complicado, una alternativa es poner en el fondo del vaso la mitad del batido de aguacate y encima, el batido de albaricoque. Ya veréis que la combinación de ambos os sorprenderá gratamente.

Ingredientes para el batido

de aguacate:

-1/2 aguacate

-1 plátano congelado

-1 cucharada de caramelo de dátiles

-1/2 vaso de leche de almendras

Ingredientes para el batido

de albaricoque:

-4 albaricoques

-1 plátano congelado

-1 yogurt natural

-3 almendras

-1 cucharada de caramelo de dátiles

Preparación:

Poner en la licuadora los ingredientes del batido de albaricoque y batir hasta conseguir una textura cremosa. Reservar.

Por otra parte licuar los ingredientes del batido de aguacate y batir hasta que estén perfectamente integrados.

Finalmente, servir en los vasos mitad de un batido y mitad del otro.

 

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

PELLA DE GOFIO Y PLÁTANO

Mañana día 30 de mayo es el día de Canarias y en la guardería de mis hijos hacen una fiesta donde todos los peques deben ir vestidos con la ropa y llevar una comida también típica regional para compartir. Yo, entre otras cosas, he preparado una pella de gofio, la cual he enriquecido con plátanos y miel. El resultado ha sido bastante rico. Los niños quedaron encantados y es que el sabor dulce que le aporta tanto el plátano como la miel hace que los más pequeños se sientan atraídos y la coman sin problema alguno. El gofio es un cereal que no contiene grasas ni azúcares añadidos, es un alimento conformado por una harina no cernida de cereales tostados, generalmente de trigo o millo (maíz). La forma más común de tomarlo es con leche o en el potaje, aunque también es bastante común utilizarlo amasado como acompañamiento de las comidas (formando pellas o pelotas y cumpliendo la función del pan) o escaldado (se aprovecha el caldo del potaje para escaldarlo y consumirlo con verduras o solo).

Es ideal en el desayuno ya que aporta energía, minerales, vitaminas y fibra necesarias para realizar la actividad diaria. Destacar también su poder saciante, lo que hace que se llegue a la siguiente comida evitando atracones. Los deportistas suelen consumirlo antes de su entreno o después (a modo de recuperación) ya que su contenido en grasas es mínimo. A los niños se le suele mezclar con la leche en el biberón. También es común su uso en la repostería, en mousses, helados… 

Como sugerencia, se le puede añadir unas pasas o dátiles troceados, yo no lo he hecho porque al ser para los niños, ya se sabe que hay que tener precaución con los frutos secos cuando son pequeños (por riesgo de atragantamiento o intolerancias…) Pero queda riquísima, a la vez que mucho más bonito el corte con las pasas ¿Y tú, te animas a probarlo?

Ingredientes:

-2 plátanos maduros

-50 gr. gofio

-2 cucharadas de miel

-Pasas o dátiles (opcional)

Preparación:

En un bol ponemos los plátanos pelados y troceados. Los escachamos muy bien con un tenedor y le añadimos el gofio y la miel. Mezclamos muy bien hasta que se integren todos los ingredientes. Finalmente le damos forma de rulo y servimos cortada en rodajas. 

Se conserva en el refrigerador.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote! 

MOUSSE DE AGUACATE Y ALMENDRAS

Si buscáis un postre fácil, rápido, cargado de sabor y de nutrientes, y lo mejor, sin grasas añadidas, esta mousse de aguacate y almendras es la opción perfecta.

He combinado varios super alimentos como son el aguacate, las almendras y el plátano, por su riqueza nutricional y la gran cantidad de energía que aportan al organismo. No he utilizado nata para no incrementar calorías ni grasas a la elaboración, ya el plátano le aporta la cremosidad tan característica de las mousses.

Es ideal como postre, tentempié o incluso como merienda saludable para aquellas personas sometidas a un gran esfuerzo (deportistas, trabajos que requieren destreza física…). Además, que lo podéis envasar en un botes de cristal o tupper y llevarlo al trabajo, al gimnasio, a la playa, al parque o donde se os ocurra, para tomarlo y recobrar energía J Os animo a probarlo, y os garantizo que si lo hacéis de seguro repetiréis.

Ingredientes:

-2 aguacates

-1 plátano

-1 limón

-3 cucharadas azúcar

-Bizcochos de soletilla triturados

-1/2 vaso de almendras 

Preparación:

Pelamos los aguacates y el plátano y los trituramos con la batidora junto con las almendras (reservamos varias para decorar). Añadimos el zumo de limón y el azúcar. Mezclamos bien.

En los vasos de servir, ponemos en el fondo unas cucharadas de los bizcochos de soletilla triturados y encima vertemos la mousse. Refrigeramos un mínimo de 4 horas. A la hora de servir, decoramos con las almendras reservadas.

Sugerencias:

*Se puede usar otro tipo de base para la mousse, como: galletas trituradas, otro tipo de bizcocho o magdalena, o incluso prescindir de ellos si se prefiere una versión light.

 

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

SMOOTHIE DE KIWI, PLÁTANO Y CALABACÍN

Dado que hoy en día está muy de moda cuidarse por fuera y por dentro, al igual que nutrir el cuerpo y la mente, yo voy a poner mi granito de arena y empezaré a proponer batidos saludables, llenos de vitaminas y nutrientes para nuestro organismo.

Hoy presento un batido donde cada ingrediente aporta una propiedad muy beneficiosa para nuestro cuerpo. Por su parte, el kiwi aporta una gran cantidad de antioxidantes y vitamina C, al igual que el calabacín, que es también un potente antioxidante y gran depurador para el organismo. El plátano nos llena de vitamina B6, C, ácido fólico, potasio y magnesio. Y la miel es fuente de energía rápida y saludable. Lo he combinado con un yogurt natural, por supuesto casero (podéis ver la receta en este enlace o en la sección de yogures) para aportarle cremosidad al batido y complementarlo con calcio y vitamina D.

Estos smoothies son ideales para el desayuno o la merienda. Ya que activan el organismo, lo proveen de múltiples vitaminas y minerales y hace que lleguemos a la siguiente comida saciados y por consiguiente evitemos el picoteo o los atracones.

Con la cantidad de ingredientes que propongo es suficiente para dos smoothies. Si queréis hacer más o menos multiplicad o dividid las cantidades.

Ahora más que nunca recordaros mi super frase… ¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

20180516_140957

Ingredientes:

-2 kiwis

-1 plátano

-1/2 calabacín

-1 yogurt natural

-2 cucharaditas de miel

Preparación:

Pelamos y troceamos los kiwis y el plátano y lo ponemos en la batidora. Lavamos muy bien el calabacín, lo troceamos y lo añadimos a la batidora junto con el yogurt natural y la miel. 

Trituramos y servimos de inmediato.

20180516_122759

BUÑUELOS DE PLÁTANO Y NARANJA

Los buñuelos son un postre típico de muchas comunidades autónomas sobre todo durante sus fiestas regionales.

Este dulce es muy sencillo de elaborar ya que básicamente hay que mezclarlos bien para después freírlos. Hay multitud de variantes porque admite cualquier tipo de alimento unido a sus ingredientes básicos.

Como curiosidad, la primera sociedad que consumió buñuelos fue la morisca porque sus ciudadanos eran vendedores ambulantes de este rico manjar.

En esta receta añadí plátano y naranja para potenciar el sabor de los bollos y sus propiedades nutricionales, ya que la naranja aporta gran cantidad de vitamina C y el plátano, sobretodo minerales como el potasio, magnesio, calcio, selenio y hierro, aunque también es rico en vitamina A, C, B1, B2, B6, B9 y E.

Esta receta es bastante sencilla e ideal para introducir a los niños en el fantástico mundo de la cocina y ayudarle a darse cuenta de la importancia de la alimentación sana y equilibrada. Les animo a que la preparéis juntos y me contéis qué tal fue la experiencia y el sabor de este rico postre.

 

Ingredientes:

-2 plátanos

-1 naranja

-2 huevos

-125 gr. harina

-1 cucharada levadura en polvo

-Azúcar

-Canela

-Aceite de oliva

Preparación:

En un bol mezclamos los huevos con los plátanos triturados, el zumo de la naranja y la canela. Agregamos la harina tamizada con la levadura. Mezclamos hasta integrar todos los ingredientes.

En una sartén ponemos abundante aceite de oliva y con la ayuda de una cuchara tomamos porciones de la masa que freiremos cuando el aceite esté bien caliente. Escurrimos un minuto sobre papel absorbente para quitar el exceso de aceite.

Finalmente en un plato mezclamos azúcar con canela y rebozamos los buñuelos una vez fritos.

Sugerencias:

*Debe quedar una masa compacta, si fuera necesario añadimos más harina para espesarla o leche para suavizarla.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!