SANCOCHO CANARIO VANGUARDISTA

Si hay un plato típico de mi isla es el sancocho canario. Éste se suele preparar principalmente en el día de Canarias o el Viernes Santo (por la tradición de no comer carne durante esos días). Aprovechando que hoy,30 de mayo, es el día de Canarias, voy a contaros cómo se elabora este delicioso plato.

Sus ingredientes básicos son el pescado salado, las papas, la batata, el mojo y una pella de gofio. El pescado que normalmente se utiliza es el cherne o la corvina, las papas y la batata se presentan sancochadas (cocidas), el mojo puede ser rojo (echo con pimientos rojos) o verde (elaborado con pimientos verdes) y la pella de gofio es un cereal de trigo que se amasa con la propia agua del pescado sancochado.

Me gustaría hablaros brevemente del gofio y de los múltiples beneficios que aporta a nuestro organismo. Este alimento no  es más que harina de cereales, como el trigo o millo, tostados y molidos a la piedra. Las formas más comunes de consumirlo son con la leche y en determinados platos como en potajes, caldos, purés y postres. Destaca por ser un alimento totalmente natural, ya que se elabora a la piedra y no contiene conservantes ni colorantes. El gofio es un alimento rico en vitaminas B1, B2, C, A y D y minerales (hierro, calcio, magnesio, potasio, sodio y zinc. También contiene ácidos grasos omega 6 (ideal para reducir los niveles de colesterol alto y eliminar la grasa acumulada en las arterias), aporta una cantidad interesante de fibra (la cual ayudad a regular el tránsito intestinal), es muy nutritivo y apenas aporta grasas. En definitiva, podemos considerarlo un super alimento muy beneficioso para nuestra salud.

Y volviendo a la receta, en esta ocasión he querido innovar con la preparación de este plato tan tradicional de Gran Canaria y el resultado ha sido inmejorable. He utilizado todos los ingredientes básicos del sancocho original pero versionando la forma de cocción y la presentación, por un estilo mucho más vanguardista. En lugar de presentar las tradicionales papas y batatas sancochadas (cocidas), he hecho un puré con ambos ingredientes. El pescado salado, lo he salteado en un aceite  aromatizado de ajo y perejil. Y la pella de gofio la he endulzado con dátiles y le he puesto un crocante de sésamo tostado.

Os decantéis por la versión tradicional  (la foto está al final de la esta página) o ésta, más vanguardista, el sancocho canario siempre será un acierto en la mesa para celebrar una reunión familiar, el día de Canarias o el Viernes Santo.

Ingredientes:

-500 gr. puré de patatas (pinchar aquí o ver recetas básicas)

-400 gr. pescado salado (cherne)

Pella de gofio

-Sésamo tostado

-Mojo rojo

-Aceite de Oliva y Sal

Ingredientes puré de batata:

-2 batatas

-100 ml. leche

-60gr. mantequilla

Preparación:

En primer lugar debemos desalar el pescado el día anterior a la preparación, para ello lo ponemos dentro de un cazo con abundante agua durante 24 horas, y debemos de cambiarle dicha agua cada 6 horas (en total unas cuatro veces) para quitarle el exceso de sal.

Una vez desalado el pescado, debemos lavarlo muy bien y cortarlo a trozos.

Ahora procedemos a preparar el mojo rojo: pelamos los ajos y los agregamos al vaso de la batidora junto con el resto de ingredientes secos. Vertemos sobre éstos, los ingredientes líquidos y batimos hasta conseguir una salsa homogénea.

Para elaborar la pella de gofio, disolvemos el azúcar y la sal en el agua. Disponemos en un bol el gofio y vertemos encima el aceite de oliva. Mezclamos y añadimos el agua con el azúcar y la sal disuelta. Amasamos con las manos e incorporamos los dátiles troceados bien pequeño. Hacemos porciones individuales pero alargadas (como si de un pan se tratara), y lo cubrimos con un poco de sésamo tostado. Os dejo el link pinchando aquí, para que veáis la pella de gofio con plátano, que también esta deliciosa.

Preparamos un puré de patatas, podéis ver la receta pinchando aquí, o en la sección de básicos. Y para el puré de batata  Pelamos las batatas, las lavamos y troceamos. Las cocemos en abundante agua hasta que estén tiernas (unos 15 minutos). Una vez cocidas, escurrimos el agua sobrante y las escachamos con un tenedor o las pasamos por un pasapurés y así quedará una textura más fina (nunca debemos utilizar la batidora eléctrica). Agregamos la mantequilla y removemos hasta integrarlo todo. Añadimos la leche y volvemos a mezclar.

Por otro lado, ponemos en una sartén un chorrito de aceite de oliva e incorporamos tres dientes de ajo un poco de perejil finamente picado. Cuando estén dorados los ajos y el perejil, lo retiramos y añadimos el pescado, el cual cocinaremos a fuego medio hasta que esté bien hecho por todos sus lados. Reservamos.

Para un emplatado de porciones individuales, ponemos un aro en el centro del plato, cubrimos el fondo con el puré de batata, encima ponemos el puré de patatas y sobre éste el pescado desalado. A un lado del plato colocamos una porción de pella de gofio y por otro lado vertemos un poco de mojo.

 

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

ROPA VIEJA DE CARNE Y JENGIBRE

Un plato típico de la gastronomía en Canarias es la ropa vieja. Esta rica comida se compone de garbanzos, carne, patatas y una fritura de tomates. En la Península se suele realizar partiendo de las sobras de un cocido que se haya elaborado con anterioridad, con lo que es sin duda alguna, un plato de aprovechamiento.

Debería ser una de esas elaboraciones de consumo semanal, ya que nutricionalmente hablando es una maravilla, porque se combinan legumbres (fibra y proteína vegetal), con las proteínas animales de la carne, los hidratos de carbono de las patatas y las vitaminas de las verduras de la fritura (tomates, cebolla, pimientos…).

Dependiendo de la zona en la que nos hallemos podemos encontrarnos con variaciones a la hora de prepararlo, incluso con los ingredientes. Yo me baso en la receta tradicional de mi madre, un guiso clásico y sencillo pero muy sabroso gracias al toque picante del jengibre. Alimento muy valorado nutricionalmente por su poder calmante ante las inflamaciones y dolores estomacales, además ayuda a prevenir el estreñimiento y mejorar la digestión, combate la gripe y los resfriados, previene el estreñimiento, mejora la circulación sanguínea y la absorción de nutrientes. Y se ha demostrado que posee células anticancerígenas muy poderosas, capaces de inhibir el crecimiento de las células cancerosas en el colon y la próstata. Y con todo lo expuesto anteriormente, os animáis a preparar este rico y completísimo plato? Vamos con la receta.

Ingredientes:

-500 gr. de garbanzos

-300 gr. carne de ternera

-4 patatas

-1 cebolla

-2 dientes de ajo

-1/2 pimiento rojo

-1 vaso tomate frito

-1 vaso tomate frito

-Perejil

-1 hoja laurel

-Unas ramitas de tomillo

-1/2 copita de vino blanco

-1/2 cucharadita de jengibre natural rallado

-Aceite de oliva y Sal

Preparación:

Debemos poner de remojo los garbanzos en agua la noche anterior para hidratarlos.

Comenzamos la receta haciendo el tomate frito (como se muestra en este enlace o en la sección de recetas básicas). Seguidamente pelamos, lavamos y troceamos muy finamente la cebolla y los ajos. Los incorporamos a una sartén con un chorrito de aceite de oliva y rehogamos hasta que la cebolla esté transparente. Añadimos el pimiento previamente lavado, sin pepitas y finamente cortado y cocinamos 5 minutos más. Incorporamos el tomate frito, el laurel, el tomillo, el jengibre y el vino blanco y dejamos cocer a fuego medio hasta que se haya evaporado casi por completo el agua del tomate.

Por otro lado, escurrimos los garbanzos y los lavamos bien. Los incorporamos a una olla exprés junto con la carne de ternera previamente lavada y troceada en daditos. Ponemos un poco de caldo de ave o agua en su defecto y llevamos a ebullición. Hará una espuma en la parte superior, la cual retiraremos con una espumadera. Vertemos la fritura de tomate en la olla y añadimos la sal. Cocinamos 10 minutos a partir de que comience a salir el vapor.

Mientras pelamos las patatas, las lavamos y cortamos en dados. Las freímos en abundante aceite de oliva e incorporamos a la preparación anterior de garbanzos y carne. Servimos espolvoreado con perejil, previamente lavado y troceado muy finito.

Sugerencias:

*Puede usarse garbanzos de bote, los cuales no han de ser puestos de remojo porque ya están hidratados.

*Este plato admite variaciones en la carne, yo he usado ternera pero puede emplearse pollo desmenuzado.

*También se puede usar jengibre en polvo o deshidratado.

*Como la mayoría de los guisos, gana en sabor si se deja reposar un poquito antes de degustarlo para que se integren los sabores.

 

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

PATATAS ESPECIADAS AL HORNO

La patata es considerada como la hortaliza que más se consume en el mundo y es que es muy versátil, saludable y combina con casi cualquier otro tipo de alimento. Ésta, admite infinidad de modos de cocción pero casi siempre es usada sin piel. Y es justo en la cáscara donde se concentran muchos de sus nutrientes y propiedades, tales como gran cantidad de fibra, vitaminas B, C, potasio, fósforo, magnesio, zinc y hierro entre otros. Además, la piel tiene un efecto saciante y calmante, con lo que previene el estrés. Controla el nivel de azúcar en sangre, reduce el colesterol y previene enfermedades cardiacas.

En esta ocasión las he preparado con piel y al horno, previa cocción en el fuego. Y el resultado ha sido excelente, una de las mejores formas en las que he probado las patatas. Le he añadido una mezcla de especies para potenciar los sabores y la verdad que ha sido un acierto total aunque si no os gustan las que yo he añadido podéis sustituirlas por otras de vuestro agrado. En cuestión de gustos y paladares no hay nada escrito… 

Esta vez y como las he presentado de aperitivo, las he acompañado de varias salsas: una mayonesa, una salsa de tomate y una salsa rosa (por supuesto que todas ellas caseras). Vosotros podéis optar por preparar todas las salsas, elegir la que más guste o sencillamente no preparar ninguna si van a ser acompañadas de un pescado o carne y éste ya viene sazonado. ¿Os cuento la receta?

Ingredientes:

-1 kg. patatas

-2 dientes ajo

-Especies: tomillo, romero y orégano

-1/2 cucharadita bicarbonato

-Aceite de oliva, Sal y Pimienta

Preparación:

Lavamos muy bien las patatas ya que se van a consumir con piel. Ponemos un cazo al fuego y le ponemos agua. Cuando comience a hervir añade la sal y el bicarbonato (éste ayuda a que las patatas tengan una textura más suave). Incorpora las patatas y cocina a fuego medio hasta que estén tiernas, entre 10-15 minutos.

Precalentamos el horno a 180º y vamos preparando la mezcla de especias. Para ello pelamos y picamos los ajos. Los ponemos en una sartén con aceite de oliva y los sofreímos. Con el fuego bajo, añadimos el tomillo, romero y orégano junto con la pimienta negra y salteamos un par de minutos. Reservamos.

Por otro lado, ponemos las patatas en una fuente de horno, agregamos un chorrito de aceite y horneamos 25 minutos. Sacamos las patatas le añadimos el sofrito de ajos y especies y horneamos 5 minutos más. Y listas para servir.

Sugerencias:

*Son ideales como  aperitivo o acompañamiento de carnes y pescados.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

20180429_235342

NIDOS DE PATATA CON HUEVO

Una manera diferente de tomarnos la patatas con huevos de toda la vida… dándole forma de nidos! jejeje

Es una receta muy resultona, sabrosa, nutritiva y original. A los peques les encanta! Se prepara en un abrir y cerrar de ojos y puede resultar de aprovechamiento si os ha sobrado puré de patata de cualquier otra elaboración y la aprovecháis para hacer este plato.

El tiempo de horneado dependerá del gusto de cada uno a la hora de tomarse los huevos, bien sean poco o muy hechos, o tal vez en su punto… Os diré que con 13 minutos se quedan bien hechitos. A partir de ahí vosotros calculáis 😉

Por supuesto, la receta admite variaciones, se le puede añadir especias, chorizo, atún o cualquier otro ingrediente de vuestro agrado o que tengáis en la nevera y queráis gastar. En cuestión de gustos no hay nada escrito. Animaros a hacerla y me contáis.

Ingredientes:

Puré de patatas

-4 huevos

-Sal y Pimienta

20180512_204026
20180512_204453
20180512_204631 - copia

Preparación:

Comenzamos elaborando el puré de patatas como se muestra en este enlace o en las recetas básicas.

Precalentamos el horno a 180ª. Una vez templado el puré de patatas, lo introducimos en una manga pastelera con boquilla rizada y formamos los nidos sobre papel de horno. Incorporamos un huevo en el interior de cada nido y salpimentamos. Horneamos 13 minutos y servimos caliente.

Sugerencias:

*Si no disponemos de manga pastelera podemos utilizar una bolsa apta para alimentos (del estilo de las de congelar por ejemplo), introducimos el puré de  patata dentro, cortamos una punta de la bolsa y seguimos el mismo procedimiento de la receta.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

PURÉ DE PATATAS

Ingredientes:

-1 kg. Patatas

-100 ml. Leche

-60gr. mantequilla

-Nuez moscada

-Sal

Preparación:

Pelamos las patatas, las lavamos y troceamos. Las ponemos a cocer en abundante agua con sal hasta que estén tiernas (unos 30 minutos). Una vez cocidas, escurrimos el agua sobrante y las escachamos con un tenedor o pasamos por un pasapurés y así quedará una textura más fina (nunca se debe utilizar la batidora eléctrica). Agregamos la nuez moscada, la mantequilla y removemos hasta integrarlo todo. Añadimos la leche y volvemos a integrar. Rectificamos de sal.

Sugerencias:

*También se pueden guisar las patatas con piel y pelarlas cuando estén cocidas. De esta manera la patata se conserva más entera y no pierde nutrientes.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

SUSHI DE VERDURAS

Receta sorprendente donde las haya, ya que nuestra mente asocia la palabra “sushi” a una especie de cuadrado multicolor de arroz recubierto de un alga o de pescado crudo. Pero aquí versionamos este plato sustituyendo el pescado y el alga por verduras, concretamente por un puré de patatas. Es ideal para aquellos que no les guste el pescado crudo y para los niños, ya que se combinan muchas hortalizas (vitaminas) con el arroz (hidratos de carbono) y con el queso crema (proteínas y calcio).

El relleno puedes variarlo dependiendo de tus gustos y preferencias, sustituyendo unas verduras por otras o añadiendo otros ingredientes. Te animas a prepararlo y me comentas qué tal resultó?

Ingredientes:

Puré de patatas casero 

-1 taza arroz

-2 tazas de agua (para el arroz)

-2 cucharadas jugo remolacha

-100 gr. queso crema

-1/2 zanahoria

-4 habichuelas

-1 manojo espinacas

-1/2 aguacate

Preparación:

Comenzamos cociendo el arroz en el agua con sal. Cocinamos a fuego vivo hasta que empiece a hervir. En este momento bajamos el fuego y cocinamos hasta que se haya absorbido el agua y el grano esté tierno.

Ponemos en un cazo agua y cocemos las espinacas previamente lavadas y picadas (si son frescas) y si se utilizan espinacas congeladas, se ponen directamente en el agua. Cuando estén cocidas, reservamos.

Pelamos, lavamos y troceamos la zanahoria en bastoncitos finos. Lavamos las habichuelas, les quitamos el rabito y las cortamos en dos. Pelamos el aguacate y lo laminamos.

Para montar los sushis de patatas nos ayudaremos de una esterilla o mantel chino (si no tenemos, usaremos un salvamanteles individual). Cubrimos el mantel con papel film y sobre este disponemos el puré de patata. Lo repartimos homogéneamente por toda la superficie y extendemos sobre él una fina capa de queso crema. Cubrimos con las espinacas (dejando libre un centímetro en la parte superior para enrollarlo con facilidad). Sobre las espinacas ponemos una hilera de los bastoncitos de zanahorias y otra con las habichuelas. Con la ayuda del mantel o esterilla vamos enrollando y presionando con los dedos de manera que se forme un rollo y quede cubierto con el papel film. Lo guardamos en la nevera un mínimo de dos horas para poder cortarlo con facilidad.

Para montar los sushis de arroz, procedemos igual que para los sushis de patatas. Cubrimos la esterilla o mantel con papel film y colocamos encima el arroz cocido. Sobre éste ponemos una capa muy fina de queso crema y encima el aguacate laminado. Terminamos colocando unos bastoncitos de zanahoria encima del aguacate. Con la ayuda del mantel vamos enrollando y presionando con los dedos. Una vez formado el rollito refrigeramos un mínimo de dos horas antes de servir.

Finalmente para los sushis de arroz al aroma de remolacha (teñidos de rojo) debemos proceder igual que para el sushi de arroz lo que a la hora de guisar el arroz, debes añadir el jugo de la remolacha, con lo que el arroz tomará el sabor y color tan característico de este vegetal.

Y para terminar, sacamos los rollitos de puré de patatas y de sushi de la nevera, retiramos el papel film de ambos y cubrimos el rollo de puré de patatas con sésamo o con polvo de almendras. Para servir corta en porciones gruesas.

Sugerencias: 

*El relleno se puede variar dependiendo de los gustos y preferencias, sustituyendo unas verduras por otras o añadiendo otros ingredientes.

 ¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

PATATAS BRAVAS

Las patatas bravas son consideradas por excelencia como una de las tapas más populares de los bares de Madrid, donde suelen tomarse acompañado de una salsa picante, llamada salsa brava y de una salsa alioli. Básicamente se trata de unas patatas cortadas en forma de dados irregulares de unos 3 cm. de tamaño que están fritas en aceite de oliva bien caliente hasta que quedan bien doradas. La salsa utilizada de acompañamiento puede variar según la ciudad en la que se tomen. Por ejemplo, en Madrid se utiliza como base una salsa de tomate y cayena. En la región valenciana se sirven acompañadas de una salsa alioli y pimentón picante. En Cataluña la tradición es servir la salsa brava junto con alioli o junto a un majado con guindilla, pimentón, aceite de oliva y vinagre. Para aligerar el picante de la salsa, se suele añadir mayonesa sobre las patatas.

Mi versión de las patatas bravas va mucho más allá de las recetas tradicionales. Eso sí, las he preparado fritas y cortadas a cuadros pero la mayonesa en lugar de ponerla por encima de la patata, la lleva en su interior, al igual que la salsa brava mejorada con un toque de mostaza. De esta forma quedan unas patatas muy vistosas y originales si buscas sorprender a tus invitados con un aperitivo muy peculiar

Ingredientes:

-4 patatas

-4 dientes de ajo

-Sal

-Aceite de oliva

Mayonesa casera 

-Salsa brava con mostaza

 

Ingredientes para la salsa brava:

-1 vaso pequeño tomate frito (ver recetas básicas)

-1 cucharadita mostaza Dijon

-1 ajo

-Vinagre de vino

-Una pizca de Pimienta negra y Pimentón

-Aceite de oliva y Sal 

Preparación:

Primero debemos preparar la salsa brava, para ello vertemos en una sartén un chorrito de aceite de oliva y un diente de ajo machacado y sin pelar. Cocinamos durante un par de minutos a fuego lento y retiramos del fuego. Incorporamos al aceite el pimentón, removemos y seguidamente añadimos el tomate frito, la sal y la pimienta. Cocinamos a fuego medio hasta que gane consistencia.

Pelamos, lavamos y cortamos en rectángulos las patatas. Ahora debemos vaciar la patata para poderla rellenar, para ello marcamos con un cuchillo en la parte superior de la patata, la zona que vamos a retirar. Hacemos varias incisiones en el centro de la patata y las vaciamos con la ayuda de una cucharilla o un descorazonador de fruta.

Ponemos abundante aceite en un cazo hondo e incorporamos los ajos machacados con piel y las patatas. Confitamos a fuego lento durante 30 minutos. Pasado este tiempo las sacamos y dejamos enfriar. Las llevamos nuevamente a fuego fuerte hasta que estén doraditas. Reservamos sobre papel de cocina absorbente para retirar el exceso de aceite y le añadimos la sal.

Para montar el plato, colocamos las patatas de forma lineal. Vertemos dentro de cada una un poco de salsa brava. Encima una cucharadita de mayonesa y sobre esta otro poco de salsa brava.

Sugerencias: 

para rellenar las patatas puedes introducir las salsas en unos biberones de cocina, ello facilitará el proceso de relleno. Un buen acompañamiento para estas patatas son unas verduras salteadas o una ensalada de col.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

ENSALADILLA RUSA

Considerada como uno de los entrantes más populares del mundo, hay que reconocer que es ideal en esos días de calor donde apetece tomarnos un plato fresquito y ligero. Al  elaborarse con antelación resulta perfecta para degustarla en un picnic en la playa o en el campo. En este plato se combinan todas las sustancias necesarias para el organismo, por lo que es, sin lugar a dudas, un plato completo, donde las verduras nos aportan vitaminas y fibras, las patatas ofrecen hidratos de carbono, el huevo y el atún, nos brindan las proteínas y la mayonesa casera elaborada con aceite de oliva nos aporta unas pocas grasas saludables.

Una vez más tenemos un plato nutricionalmente perfecto. Si quieres aprender más sobre su elaboración, continúa leyendo la receta y anímate a prepararla! 

Ingredientes:

-4 patatas

-4 zanahorias

-100 gr. habichuelas

-3 huevos

-3 cucharadas de guisantes

-1/2 pimiento rojo

-1/2 cebolla

-1 lata de atún

-1 lata aceitunas

Mayonesa casera 

-Sal

Preparación:

Pelamos las patatas y las zanahorias y las cortamos en trozos. Lavamos las habichuelas, les quíitamos el rabito y las troceamos. Ponemos a cocer en abundante agua con sal las patatas, zanahorias y habichuelas hasta que estén tiernas.

En otro cazo se cuecen los huevos cubiertos de agua durante 10 minutos.

Continuamos picando finamente el pimiento rojo, la cebolla y las aceitunas. Reservamos.

Una vez cocidas las patatas, zanahorias y habichuelas, le escurrimos muy bien el agua sobrante y las escachamos con la ayuda de un tenedor. Dejamos enfriar.

Mientras pelamos los huevos cocidos y los picamos muy pequeñitos. Los añadimos a la mezcla de patatas junto con el pimiento rojo picado, la cebolla, aceitunas y los guisantes.

Escurrimos el atún, lo desmigajamos y unimos a la mezcla anterior. Incorporamos la mayonesa sobre el conjunto y mezclamos hasta que esté todo bien integrado. Rectificamos de sal si fuera necesario. Refrigeramos en la nevera al menos 2 horas antes de servir.

Sugerencias:

*Se puede decorar la ensaladilla como más guste, combinando diferentes ingredientes, pimiento picado, zanahoria rallada, huevo troceado, aguacate laminado… y cubrirla de mayonesa para que resulte más cremosa a la hora de comerla.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

TORTILLA DE PATATA VERSIONADA

Si hay un plato típico de la cocina española ese es la tortilla de patatas y es que además de ser muy fácil de preparar, nos aporta grandes dosis de nutrientes beneficiosos para el organismo.

Los componentes básicos son dos, las patatas y el huevo. Aunque bien es cierto que admite múltiples ingredientes tales como la cebolla, pimiento, perejil, jamón, bacon, queso, verduras… Su aporte calórico depende de los ingredientes elegidos y la forma de preparación. En esta ocasión me he decantado por una versión vanguardista  de la tortilla de patatas, integrando los mismos ingredientes que la receta tradicional pero elaborados con otro aire.  Las patatas de este plato van fritas en aceite pero si queréis reducir calorías podemos cocerlas en agua. Otra forma de reducir calorías es cortar la patata en trozos más grandes porque absorberán menos aceite. Al igual que al usar aceite de oliva, la patata conserva  durante más tiempo intactas sus cualidades.

Y si aun queremos disminuir aun más las calorías podemos preparar la tortilla cociendo las patatas en agua en lugar de freírlas.  Sin más dilación vamos con la receta. 

Ingredientes:

-4 patatas

-4 huevos

-Salsa de cebolla 

-Aceite de oliva

-Sal

Preparación:

Comenzamos pelando la patata y cortándola en forma de dado. Cortamos un trozo de la parte superior que servirá como cierre para el resto del proceso y lo reservamos. Abrimos un hueco en el centro de la patata con la ayuda de un descorazonador de frutas y la vaciamos con una cuchara pequeña. Freímos las patatas en abundante aceite y las reservamos sobre papel de cocina para quitar el exceso de aceite.

Hacemos la salsa de cebolla (ver recetas básicas).

Batimos las yemas sobre un cazo con agua caliente hasta que queden cremosas.

Para presentar el plato: ponemos en la base la salsa de cebolla casera, encima las patatas que hemos frito y dentro de estas ponemos las yemas batidas. Untamos la parte superior de las patatas con un poco de yema y cubrimos con el trozo de patata que habíamos reservado al principio, para que queden bien cerradas.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

SOLOMILLO CON SALSA DE SOJA

De todos es sabido la multitud de beneficios nutricionales que nos aporta la carne, y más si hablamos de carne de cerdo o ternera. En este caso me he decantado por solomillo de cerdo pero bien es cierto que podéis usar perfectamente solomillo de ternera, pollo o pavo si preferís.  El principal nutriente de la carne son sus proteínas de gran valor biológico, ésta en particular contiene aproximadamente  43 gr. por cada 100 de producto y tan solo un 9% de grasas. Además nos aporta vitamina B6, B12, niacina, tiamina y rivoflavina, vitaminas necesarias para conseguir una adecuada salud en los tejidos que componen nuestro cuerpo. 

Y por si fuera poco, también encontramos un alto contenido en minerales, como hierro, fósforo, zinc, potasio y magnesio, fundamentales para mantener los biorritmos del cuerpo.

Y es por todas las propiedades nutricionales que nos aporta al organismo y la sencillez en su elaboración, que esta receta la elaboro con frecuencia en casa. Mi marido es un gran aficionado de la carne y elaborada de esta manera es como más le gusta, ya que la salsa de soja le aporta un toque semidulce exquisito. Anímate a prepararla, verás lo rica y fácil que resulta. 

Ingredientes:

-1 solomillo de cerdo

-1 cebolla

-1 pimiento rojo

-1 pimiento verde

-1 zanahoria

-1 berenjena

-1 calabacín

-4 patatas

-Salsa de soja

-Aceite de oliva

-Sal

Preparación:

En primer lugar hay que trocear las verduras: cebolla, calabacín, pimiento, berenjena y zanahoria. Lavarlas y rehogarlas en un poco de aceite hasta que estén blanditas. Luego preparamos la salsa de soja que más nos guste y la vertemos sobre las verduritas. Reservamos.

Troceamos el solomillo en tiras y lo cocinamos en la plancha con un chorrito de aceite de oliva y sal.

Pelamos, lavamos y cortamos a cuadros las patatas. Las freímos en abundante aceite caliente. Dejamos escurrir brevemente y emplatamos poniendo las verduras junto con el solomillo y las papas. Servir de inmediato.

Sugerencias: 

*Este plato debe servirse caliente ya que si no la carne puede resultar algo dura al enfriarse.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!