MAGDALENAS RELLENAS DE NUTELLA

¿Conocéis a alguien capaz de resistirse a unas ricas magdalenas a la hora del desayuno o merienda? ¿Y si te dijera que éstas están rellenas de nutella? De todos es sabido que la bollería industrial no es muy saludable, pero la cosa cambia si preparamos los dulces en casa. Estas magdalenas son muy sencillas de preparar, requieren de ingredientes básicos y su sabor es espectacular.

La vainilla junto con la nocilla le aportan un aroma y gusto indescriptible. Es por ello que os animo a que las preparéis y comprobéis por vosotros mismos lo deliciosos y nutritivos que pueden ser vuestros desayunos y meriendas.

Pinchando aquí tendréis la receta de la nocilla tradicional. Aunque también quedan deliciosas rellenas con la nocilla vegana o pumpintella (la receta la tenéis pinchando aquí) o incluso rellenas de la mermelada que más os guste o mantequillas saludables (podéis ver las recetas en la sección de mermeladas y cremas untables).

Ingredientes:

-2 huevos

-150 gr. de panela

-125 ml. de leche de almendras

-80 ml. de aceite de oliva

-200 gr. de harina

-50 gr. harina de almendras

-1 sobre levadura química

-1 cucharadita de esencia de vainilla

-1 vaso de nocilla saludable

Preparación:

Primeramente debemos poner la nocilla media hora en el congelador para que esté más bien dura cuando la vayamos a usar.

Comenzamos a preparar las magdalenas batiendo los huevos con la panela hasta que la mezcla aumente su volumen. Incorporamos la leche, la vainilla y el aceite e integramos bien con el resto de la masa. Añadimos las harinas tamizadas junto con la levadura. Mezclamos el conjunto. Enmantequillamos los moldes para magdalenas (o les ponemos una cápsula de papel rizado) y rellenamos con la masa hasta la mitad. Sacamos la nocilla del congelador y ponemos dos cucharaditas por magdalena. Cubrimos con un poco más de masa. Llevamos al horno precalentado a 180º durante 20 minutos o hasta que estén doraditas por fuera.

Sugerencias:

*Se puede sustituir la leche de almendras por cualquier otra bebida vegetal o leche de vaca desnatada o normal.

*Se puede sustituir la harina normal por harina integral. La harina de almendras la podéis obtener triturando las almendras hasta convertirlas en un polvo fino.

*La panela es sustituible por azúcar moreno, stevia u vuestro edulcorante habitual.

 

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

BROWNIE DE OREO Y NUTELLA (facilísimo)

Una delicia de brownie facilísimo!! Que prepararéis con tan solo 3 ingredientes y lo tendréis listo en 20 minutos, incluyendo el tiempo de horneado!! Ya que solamente debéis mezclar los ingredientes y hornearlos.

Un bocado espectacularmente delicioso y saludable, sin azúcares ni grasas (solamente las que traen las galletas oreo de por sí), porque está preparado con ingredientes naturales y hechos en casa. Aunque como siempre digo, si andáis pillados de tiempo podéis usarlos industriales.

Hay que tener cuidado con el tiempo de horneado, ya que debe quedar hecho por fuera pero tierno en el interior (con un exceso de horneado quedará seco dentro). Yo lo he dejado 15 minutos, pero como cada horno es diferente, recomiendo ir vigilándolo. Tener en cuenta que al enfriarse se endurecerá un poco.

Os dejo el enlace de la nutella saludable pinchando aquí. En esta ocasión he usado galletas oreo pero si usáis otro tipo de galletas, como por ejemplo las chip ahoy, también quedarán riquísimas (tenéis el enlace de las galletas chip ahoy light pinchando aquí).

¿Os gusta? ¿Os apetece ver la receta?

Ingredientes:

-1 taza de nutella

-2 huevos

-10 cucharadas de harina

Extra: 10 galletas oreo

Preparación:

Mezclar todos los ingredientes en un bol menos las galletas oreo. Precalentar el horno a 180º. Poner la mitad de la mezcla de nutella en un molde de horno (previamente engrasado), repartir encima galletas oreo y cubrir con el resto del relleno.

Hornear 15 minutos (cuidado de no excederse en el tiempo de horneado para que no quede seco). Dejar templar, desmoldar y decorar con el resto de galletas.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

PUMPINTELLA o NUTELLA VEGANA

La versión vegana de la nutella es la pumpkintella. Se prepara exactamente igual que la nutella tradicional pero en lugar de leche se usa calabaza cocida o asada. Es muy sencilla de hacer y queda riquísima, ya que la calabaza le aporta un dulzor especial. Una vez hecha podemos conservarla en la nevera hasta tres semanas.

Os animo a que la preparéis sobre todo si tenéis niños en casa, ya que es una forma ideal de que coman calabaza junto con frutos secos. Ya verás que les encantará.

Y si os apetece ver la receta de la nutella tradicional, pinchando aquí podréis acceder a ella.

Ingredientes:

300 gr. calabaza

-100 gr. avellanas

-3 cucharadas caramelo de dátiles (ó 6 dátiles)

-3 cucharadas de cacao

Preparación:

Pelamos, le quitamos las pepitas a la calabaza y la troceamos. La cocemos en agua hirviendo hasta que esté blandita (también la podemos asar en el horno).

Ya solo nos queda poner el resto de ingredientes, junto con la calabaza, en la batidora y triturarlos hasta obtener una crema untuosa. Conservar en la nevera.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

NOCILLA SALUDABLE

¡Llegó el gran momento! ¡Ya es vuestra! La receta de la tan popular crema de cacao, avellanas y azúcar pero muchísimo más sencilla de hacer, super deliciosa y sin grasas, aceites ni azúcares añadidos. Únicamente ingredientes cien por cien naturales.

Desde que la estaba preparando, el aroma ya me cautivaba, pero fue al probarla cuando dije: nunca más compraré nocilla en el super. Realmente está exquisita y se tarda 5 minutos en preparar. Es ideal para los desayunos, meriendas, para rellenar bizcochos, tartas de galletas, cup cakes o cualquier otra preparación dulce que tengáis.

A los niños les encanta y con ello nos aseguramos que están comiendo alimentos nutritivos y sanos, ya que se usan frutos secos, leche y cacao.

La receta original llevaba 30 ml. de aceite pero yo probé a no ponerla y de verdad os digo que no hizo falta. Queda perfecta sin ella. Hay que tener en cuenta que la crema va espesando a medida que pasan las horas, podéis ir probando a incorporar más o menos leche según la textura que queráis, más espesa o menos. Como siempre os digo, para endulzar yo uso el caramelo de dátiles (podéis ver la receta aquí) pero podéis usar vuestro edulcorante favorito o varios dátiles naturales. 

No dejéis de preparar esta maravilla, sobre todo si tenéis niños en casa, es super natural, nutritiva y deliciosa. Y como siempre, contadme qué os pareció! Aunque aviso, ¡es adictiva! 

Ingredientes:

-150 gr. avellanas tostadas sin sal

-2 cucharadas de cacao en polvo

-3 cucharadas de caramelo de dátil

-150 ml. leche

-1 cucharadita de extracto de vainilla (opcional)

Preparación:

Ponemos las avellanas en la trituradora y trituramos hasta que adquieran una textura cremosa (vamos parando de vez en cuando para bajar el fruto de las paredes de la trituradora y así también evitamos que la máquina se caliente). Añadimos el cacao, el caramelo de dátil, la leche y la vainilla (si se usa). Trituramos unos segundos más hasta que quede una mezcla homogénea. Ponemos en un tarrito de cristal y guardamos en la nevera. 

 

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

TARTA DE NUTELLA Y KINDER

Posiblemente sea la tarta más deseada del mundo, tanto por la combinación de texturas, como por la mezcla de dos de los sabores más demandados de los “auténticos chocolateros”: kínder y nutella. Éstos se presentan en forma de ganache en el interior de la tarta, combinando a la perfección con la base, compuesta por un crocanti de galletas trituradas, que hacen las delicias de cualquiera. Como topping he utilizado crema batida (nata) para aportar un toque de frescor a tan delicioso manjar.

La ganache no es otra cosa que nata montada con chocolate. Y también es conocida como trufa. Podéis usarla para rellenar o cubrir pasteles, crepes, tartas, cupcakes… ya que es  muy sencilla de preparar y el resultado es de éxito total. Gusta tanto a niños como a no tan niños  jejeje  Por supuesto que ésta admite variaciones, como en este caso, a la que le he incorporado nutella y chocolate kínder.

Animaros a preparar esta espectacular tarta y me contáis… Y es que cualquier momento es bueno para sentarse tranquilamente y disfrutar bocado a bocado de esta delicia de la repostería.

20180506_121906
20180506_122042
20180506_123114

Ingredientes de la base:

-120 gr. galletas

-50 gr. mantequilla

Ingredientes ganache de Nutella:

-500 gr. nata

-250 gr. nutella

-10 barritas kínder

-4 hojas gelatina neutra

-4 cucharadas de leche

-5 rosquillas

Cobertura y decoración:

-50 gr. nata

-20 gr. azúcar

-Barritas kinder

Preparación:

Comenzamos triturando las galletas y derritiendo la mantequilla en el microondas. Añdimos esta última a las galletas y mezclamos hasta integrar ambos ingredientes.

Ponemos un molde desmoldable sin la base en el centro del plato de servir e incorporamos la mezcla de galletas trituradas con mantequilla. Extendemos bien por toda la base y guardamos en la nevera para que se solidifique. Mientras seguimos con la preparación de la ganache.

Hidratamos en agua las hojas de gelatina. Por otro lado, derretimos al baño maría las barritas de chocolate kínder y las reservamos. Ponemos en un bol la nutella y la calentamos en el microondas hasta que se ablande un poco para poder trabajarla mejor (aproximadamente 40 segundos). Mezclamos el chocolate kínder derretido con la nutella. Calentamos en el microondas la leche y le añadimos la gelatina hidratada, removemos hasta que se disuelva y se la incorporamos a la ganache de nutella.

A parte, montamos la nata con el azúcar y la añadimos con mucho cuidado y con movimientos envolventes a la mezcla de chocolates. Integramos bien todos los ingredientes. Sacamos el molde de la nevera y vertemos sobre él la mitad de la ganache, ponemos las rosquillas encima, repartidas por toda la tarta y terminamos de cubrir con el resto de la ganache. Refrigeramos hasta que esté cuajada (unas 6 horas).  

Finalmente, sacamos el molde de la nevera y decoramos con la nata montada con el azúcar y las barritas de chocolate kínder alrededor de la tarta. Y a disfrutar!

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

PANCAKES DE NUTELLA

Unos pancakes o tortitas, como les llamamos en España, son ideales para un desayuno distendido de domingo, un brunch con las amig@s o una plácida y relajada merienda. Al estar hechos en casa no nos aportan calorías extras pero sí energía para hacer frente el resto de la actividad diaria. Admiten cualquier acompañamiento, frutas troceadas, chocolate, dulce de leche, mermelada, miel, frutos secos… o simplemente solas también resultan deliciosas.

En esta ocasión las he preparado con fruta troceada (plátanos y fresas porque era las que tenía en el frutero) pero como dije antes admite cualquier otra. Le he añadido nutella en el interior y las he bañado en chocolate caliente para darles un toque especial ya que las iba a usar en una merienda de chicas del viernes por la tarde. Fueron todo un éxito. Las he servido con un batido bien fresquito de mango, papaya y naranja. Era perfecto  para contrarrestar la densidad de las tortitas. Todas mis invitadas quedaron encantadas.

Añadir que estas tortitas también admiten rellenos salados tales como bacon con huevos fritos, jamón y queso o cualquier otra combinación de estilo similar.

 

Se trata de una receta muy fácil de preparar, con ingredientes básicos en la cocina y que puedes tener lista en un abrir y cerrar de ojos. Anímate a preparle un desayuno especial a los tuyos y por qué no, para ti también.

 

Ingredientes :

-150 gr. harina

-50 gr. mantequilla

-200 ml. leche

-2 huevos

-25 gr. azúcar

-1 cucharadita de canela

-Aceite

-Nutella

-Fruta al gusto: plátano, fresas, kiwis…

-Chocolate fondant

Preparación:

En un bol batimos los huevos con el azúcar hasta que estén espumosos. Agregamos la leche y removemos. Vertemos la harina y la canela e integramos con el resto.

Vertemos aceite en una sartén y cuando esté caliente ponemos un poco de la masa de los pancakes, dejamos dorar por ambos lados y reservamos en un plato. Repetimos este procedimiento hasta acabar con toda la masa.

Lavamos y troceamos la fruta elegida. Calentamos unos segundos en el microondas la nutella para que esté más manejable.

Para el montaje: ponemos un pancake en un plato, cubrimos con un poco de nutella y ponemos sobre ésta un poco de la fruta troceada. Colocamos encima otra tortita y agregamos un poco de fruta (esta vez sin nutella). Vamos alternando capas con nutella y capas sin ella para que no resulte muy copioso. Repetimos este procedimiento hasta acabar con todos los pancakes. Se habrá formado una torre. Finalmente derretimos el chocolate fondant al baño maría y rociamos con él la torre de tortitas.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!