SMOOTHIE DEPURATIVO Y SMOOTHIE REFRESCANTE

Hoy presento dos deliciosos batidos cargados de nutrientes y vitamina. El smoothie depurativo es ideal para reducir la grasa abdominal y para mejorar la función del hígado. Está compuesto de espinacas, kiwi, manzana, miel, zumo de limón y yogurt.

Por otra parte, el batido refrescante nos mantiene perfectamente hidratados, manteniendo una temperatura corporal adecuada.

Como el resto de batidos, éstos también son muy fáciles de preparar y gracias a sus ingredientes nos sentiremos saciados hasta la siguiente comida (evitando picar entre horas). ¿Y tú? ¿Con cuál te quedarías?

Si quieres otras opciones de batidos facilísimos de preparar, tenéis las recetas pinchando encima de cada nombre: smoothie de coco y canela, smoothie de espinacas, manzana y naranja, smoothie meditarráneo, smoothie de cerezas, smoothie de aguacate y albaricoque, smoothie de zanahorias y jengibre, smoothie de kiwi, plátano y calabacín

 

Ingredientes Smoothie Depurativo:

-40 gr. espinacas crudas

-1 manzana verde

-1 kiwi

-2 cucharadas de miel

-Zumo de 1 naranja

-Yogurt natural

Ingredientes Smoothie Refrescante:

-1 taza de sandía picada

-1 ciruela

-Zumo de 1 naranja

-Hielo

-Yogurt natural

Preparación:

Añadir en la trituradora la sandía, la ciruela pelada y sin hueso, el zumo de la naranja y un poco de hielo. Triturar muy bien. Servir en el vaso alternando capas del batido recién hecho con capas de yogurt natural.

Sugerencias:

*Se puede sustituir la miel por azúcar o cualquier otro edulcorante.

*Si se desea un batido un poco más dulce, hay que añadirle un poco de edulcorante al yogurt natural o utilizar un yogurt griego azucarado.

 

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

SMOOTHIE DE ZANAHORIA, JENGIBRE Y YOGURT

Hoy os traigo un batido que me ha cautivado por su espectacular mezcla de sabores, colores y peculiar presentación. Un smoothie hecho en dos capas, por un lado una base compuesta por zanahoria, naranjas y jengibre y por otro, una suave mezcla de yogurt de limón endulzado con dátiles. ¿Quién se muestra indiferente ante tanto glamour? Os aseguro que muy pocos se podrán resistir a probarlo…

Y es que la zanahoria  junto a los dátiles aportan a este smoothie un dulzor especial. La naranja por su parte le aporta frescor y el jengibre el toque de potencia. Y si a esto le añadimos un delicioso yogurt casero endulzado con el caramelo de dátiles, ya morimos de placer.

Es un batido muy refrescante y cargado de nutrientes, porque la zanahoria de por sí sola es perfecta para relajar los nervios, calmar la ansiedad, revitalizar en caso de agotamiento después del ejercicio. Además es diurética y depurativa, combate el estreñimiento por la fibra que posee. Ayuda a regular el ciclo menstrual y los cólicos de la menstruación. Y por su gran cantidad de vitamina A, ayuda a broncear la piel (ideal en el verano). Os animo a preparar esta maravilla porque de verdad que merece la pena.

Ingredientes:

-1 zanahoria

-2 naranjas

-1/4 cucharadita de jengibre natural rallado

-2 cucharadas de caramelo de dátiles

-1 yogurt casero de limón

Preparación:

Pelar y trocear la zanahoria, ponerla en la batidora junto al zumo de las naranjas, el jengibre y una cucharada de caramelo de dátiles. Triturar y poner en el fondo de un vaso. Por otra parte mezclar un yogurt de limón (yo usé uno casero, tenéis la receta pinchando aquí ) con la otra cucharada de caramelo de dátiles y verterlo sobre el batido de zanahorias. Servir de inmediato.

Sugerencias:

*Se puede sustituir el caramelo de dátiles por dos o tres dátiles naturales

*Si no se dispone de jengibre natural, puede usarse ½ cucharadita de jengibre en polvo

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

SMOOTHIE DE ESPINACAS, MANZANA Y NARANJA

Hoy presento un batido verde cargado de nutrientes y vitaminas, ideal para reducir la grasa abdominal y para mejorar la función del hígado. Está compuesto de espinacas, manzana, miel, zumo de limón y yogurt. Como el resto de batidos, éste también es muy fácil de preparar y gracias a sus ingredientes nos sentiremos saciados hasta la siguiente comida (evitando picar entre horas).

Las espinacas crudas aportan energía, hierro, proteínas y fibra. Son un alimento con un alto nivel nutritivo que además contienen tilacoides, unas enzimas que no solo nos aportan saciedad, sino que favorecen la pérdida de peso. La manzana verde contiene biolementos esenciales para acelerar el metabolismo. Para ello, es necesario que la consumamos con piel. Por su parte, el limón y la naranja nos permitirán alcalinizar el organismo para eliminar los lípidos y toxinas que el organismo no necesita.

Y con la mezcla de antioxidantes y vitaminas de todos sus ingredientes, conseguiremos mejorar la función de hígado. ¿Os animáis a probarlo? 

Ingredientes:

-40 gr. espinacas crudas

-1 manzana verde

-2 cucharadas de miel

-Zumo de una naranja

Zumo de medio limón

Preparación:

Lavar muy bien las espinacas  y la manzana. Trocearlas y ponerlas en la batidora. Triturar junto con el resto de ingredientes. Servir inmediatamente.

Sugerencias:

*Se puede sustituir la miel por azúcar o cualquier otro edulcorante.

*Si se desea una textura más espesa se puede añadir un yogurt natural en lugar del zumo de naranja.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

BUÑUELOS DE PLÁTANO Y NARANJA

Los buñuelos son un postre típico de muchas comunidades autónomas sobre todo durante sus fiestas regionales.

Este dulce es muy sencillo de elaborar ya que básicamente hay que mezclarlos bien para después freírlos. Hay multitud de variantes porque admite cualquier tipo de alimento unido a sus ingredientes básicos.

Como curiosidad, la primera sociedad que consumió buñuelos fue la morisca porque sus ciudadanos eran vendedores ambulantes de este rico manjar.

En esta receta añadí plátano y naranja para potenciar el sabor de los bollos y sus propiedades nutricionales, ya que la naranja aporta gran cantidad de vitamina C y el plátano, sobretodo minerales como el potasio, magnesio, calcio, selenio y hierro, aunque también es rico en vitamina A, C, B1, B2, B6, B9 y E.

Esta receta es bastante sencilla e ideal para introducir a los niños en el fantástico mundo de la cocina y ayudarle a darse cuenta de la importancia de la alimentación sana y equilibrada. Les animo a que la preparéis juntos y me contéis qué tal fue la experiencia y el sabor de este rico postre.

 

Ingredientes:

-2 plátanos

-1 naranja

-2 huevos

-125 gr. harina

-1 cucharada levadura en polvo

-Azúcar

-Canela

-Aceite de oliva

Preparación:

En un bol mezclamos los huevos con los plátanos triturados, el zumo de la naranja y la canela. Agregamos la harina tamizada con la levadura. Mezclamos hasta integrar todos los ingredientes.

En una sartén ponemos abundante aceite de oliva y con la ayuda de una cuchara tomamos porciones de la masa que freiremos cuando el aceite esté bien caliente. Escurrimos un minuto sobre papel absorbente para quitar el exceso de aceite.

Finalmente en un plato mezclamos azúcar con canela y rebozamos los buñuelos una vez fritos.

Sugerencias:

*Debe quedar una masa compacta, si fuera necesario añadimos más harina para espesarla o leche para suavizarla.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

LANGOSTINOS CON SALSA DE NARANJA

Aprovechando que tenía unas ricas naranjas del huerto de mis suegros, decidí preparar una receta salada con ella, ya que casi siempre se limita su uso a elaboraciones dulces. Quería una salsa sencilla y que cazara con el marisco, en particular con los langostinos. Y el resultado fue muy bueno. Desde luego que alcanzó e incluso diría que superó mis expectativas, porque quedó con una textura untuosa, un delicado sabor cítrico y un color vivo y muy llamativo. Lo mejor de todo es que con muy pocos ingredientes se puede elaborar, sin apenas esfuerzo, tiempo y sin que suponga un gran gasto económico. Nutricionalmente es ideal porque además de beneficiarnos de las estupendas propiedades de la naranja, la combinamos con miel, otro regalo de la naturaleza, con lo que el dulzor que envuelve a esta receta no viene dado del azúcar en sí, sino de este super alimento.

Además del gran contenido de vitamina C, la naranja es muy beneficiosa para prevenir  enfermedades del corazón, cardiovasculares, la inflamación e incluso la prevención del cáncer. Destacar su poder antioxidante, el cual favorece la cicatrización y refuerza el sistema inmunológico del organismo. Así mismo, aporta múltiples minerales, tales como potasio, ácido fólico, calcio, zinc y magnesio, entre otros.

Para enriquecer con proteínas este plato, he usado langostinos, ya que estos son una gran fuente de ellas. Además son muy bajos en grasas (100 gramos de langostinos tan solo aportan 0,8 gr. de grasa). Otra de las propiedades de los langostinos es su aporte en omega 3, muy interesantes para prevenir enfermedades cardiovasculares y reducir el colesterol HDL (el conocido como malo). Por su gran contenido en magnesio, ayudan a mejorar e incrementar la fertilidad. El hierro que en ellos se encuentra es ideal para prevenir la anemia. Y de entre las vitaminas que aporta, cabe destacar la B1, B2, B3, B9, B12, E

Esta receta es ideal para prepararla en una ocasión especial, una cena para alguien a quien se quiera sorprender, o por qué no, para ti misma. Toda una combinación de alimentos con propiedades de lo más saludables.

Ingredientes:

-500 gr. langostinos

-Salsa de naranja (ver recetas básicas)

-Lechuga

-1 pimiento

Preparación:

Cocemos los langostinos en abundante agua durante 5 minutos. Los pelamos y reservamos.

Lavamos la lechuga y la cortamos finamente. Lavamos el pimiento y cortamos un trozo de la base.

Preparamos la salsa de naranja.

Montamos el plato, para ello ponemos la lechuga picadita en el fondo, encima ponemos los langostinos y en el centro el pimiento. Finalmente vertemos dentro del pimiento la salsa de naranja. Servimos de inmediato.

Sugerencias:

 *La salsa de naranja va ganando consistencia con el paso del tiempo, por eso es recomendable consumirla en el momento. Si esto no fuera así, se le daría un golpe de calor en el momento de servir para que volviera a obtener su textura inicial.

 ¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!