GALLETAS FÁCILES (sin horno)

Con tan solo 3 ingredientes y en 5 minutos podréis disfrutar de unas deliciosas y nutritivas galletas ya que no necesitan ser horneadas, con lo que conservan todas sus propiedades naturales. Tampoco llevan harina, ni azúcar, ni grasas, ni leche, ni huevo, con lo que se convierten en una opción perfecta para aquéllos que tienen cualquier tipo de intolerancia, celiaquía, o llevan una dieta vegana, vegetariana, baja en grasa o simplemente desean cuidarse.

También resulta ideal para los niños y deportistas, ya que al llevar cereales hace que su rendimiento físico como mental aumente de manera considerable, estando perfectamente nutridos y lo más importante sin harinas ni azúcares refinadas que solamente aportan al organismo calorías vacías sin nutrirlo.

La base de este delicioso bocado son los copos de avena, mezclados con dátiles (o caramelo de dátil) y miel. Como extra y para aportarle más sabor se pueden añadir ingredientes como vainilla, canela, coco rallado, frutos secos troceados, chips de chocolate negro, ralladura de naranja, fruta deshidratada, jengibre… o aquellos que más os gusten…

Ya no hay excusa para tomar unas deliciosas, sencillas y rápidas galletas a la hora del desayuno o la merienda. ¿Qué me decís? ¿Os gusta la idea?

20180713_153742
20180713_153727

Ingredientes:

-1 taza y ½ de avena

-12 dátiles

-3 cucharadas de miel

Opcional para darle sabor: coco rallado, chips de chocolate negro, ralladura de naranja, fruta deshidratada, vainilla, canela, jengibre, frutos secos troceados…

Preparación:

Ponemos en la trituradora 1 taza de avena (reservamos el resto) con los dátiles (o caramelo de dátil si tenemos preparado) y la miel. Trituramos unos segundos hasta obtener una pasta algo pegajosa y compacta que podamos manipular. Ponemos la masa en un bol e incorporamos el resto de la avena que habíamos reservado, junto con los ingredientes extras que queramos añadir para aportarle sabor. En este caso yo he incorporado ralladura de naranja y coco rallado. Mezclamos bien y formamos bolitas que aplanaremos un poco con las manos. Las colocamos en un plato o tupper (sobre el cual habremos puesto papel de hornear para evitar que se peguen) y si queremos decoramos con chocolate fundido (yo he usado chocolate negro 80% cacao). Listas!

Las podemos tomar recién hechas pero si las refrigeramos al menos 1 hora ganan en consistencia. Se conservan en la nevera hasta 8 días.

Sugerencias:

*Si no disponéis de trituradora o procesador de alimentos, podéis mezclar en un bol todos los ingredientes (avena, dátiles finamente troceados, miel (y algún otro ingrediente extra si se desea) y proceder del mismo modo a formar las galletas.

*Podéis sustituir la miel por sirope de agave. Y los dátiles por cualquier otro fruto seco que le aporte dulzor como las uvas pasas, orejones…

*Si la masa resulta muy dura cuando la mezclamos podéis añadir una o dos cucharaditas de agua para que se ablande y podamos manipularla sin tener que añadirle más cantidad de miel.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

SMOOTHIE DE ESPINACAS, MANZANA Y NARANJA

Hoy presento un batido verde cargado de nutrientes y vitaminas, ideal para reducir la grasa abdominal y para mejorar la función del hígado. Está compuesto de espinacas, manzana, miel, zumo de limón y yogurt. Como el resto de batidos, éste también es muy fácil de preparar y gracias a sus ingredientes nos sentiremos saciados hasta la siguiente comida (evitando picar entre horas).

Las espinacas crudas aportan energía, hierro, proteínas y fibra. Son un alimento con un alto nivel nutritivo que además contienen tilacoides, unas enzimas que no solo nos aportan saciedad, sino que favorecen la pérdida de peso. La manzana verde contiene biolementos esenciales para acelerar el metabolismo. Para ello, es necesario que la consumamos con piel. Por su parte, el limón y la naranja nos permitirán alcalinizar el organismo para eliminar los lípidos y toxinas que el organismo no necesita.

Y con la mezcla de antioxidantes y vitaminas de todos sus ingredientes, conseguiremos mejorar la función de hígado. ¿Os animáis a probarlo? 

Ingredientes:

-40 gr. espinacas crudas

-1 manzana verde

-2 cucharadas de miel

-Zumo de una naranja

Zumo de medio limón

Preparación:

Lavar muy bien las espinacas  y la manzana. Trocearlas y ponerlas en la batidora. Triturar junto con el resto de ingredientes. Servir inmediatamente.

Sugerencias:

*Se puede sustituir la miel por azúcar o cualquier otro edulcorante.

*Si se desea una textura más espesa se puede añadir un yogurt natural en lugar del zumo de naranja.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

PELLA DE GOFIO Y PLÁTANO

Mañana día 30 de mayo es el día de Canarias y en la guardería de mis hijos hacen una fiesta donde todos los peques deben ir vestidos con la ropa y llevar una comida también típica regional para compartir. Yo, entre otras cosas, he preparado una pella de gofio, la cual he enriquecido con plátanos y miel. El resultado ha sido bastante rico. Los niños quedaron encantados y es que el sabor dulce que le aporta tanto el plátano como la miel hace que los más pequeños se sientan atraídos y la coman sin problema alguno. El gofio es un cereal que no contiene grasas ni azúcares añadidos, es un alimento conformado por una harina no cernida de cereales tostados, generalmente de trigo o millo (maíz). La forma más común de tomarlo es con leche o en el potaje, aunque también es bastante común utilizarlo amasado como acompañamiento de las comidas (formando pellas o pelotas y cumpliendo la función del pan) o escaldado (se aprovecha el caldo del potaje para escaldarlo y consumirlo con verduras o solo).

Es ideal en el desayuno ya que aporta energía, minerales, vitaminas y fibra necesarias para realizar la actividad diaria. Destacar también su poder saciante, lo que hace que se llegue a la siguiente comida evitando atracones. Los deportistas suelen consumirlo antes de su entreno o después (a modo de recuperación) ya que su contenido en grasas es mínimo. A los niños se le suele mezclar con la leche en el biberón. También es común su uso en la repostería, en mousses, helados… 

Como sugerencia, se le puede añadir unas pasas o dátiles troceados, yo no lo he hecho porque al ser para los niños, ya se sabe que hay que tener precaución con los frutos secos cuando son pequeños (por riesgo de atragantamiento o intolerancias…) Pero queda riquísima, a la vez que mucho más bonito el corte con las pasas ¿Y tú, te animas a probarlo?

Ingredientes:

-2 plátanos maduros

-50 gr. gofio

-2 cucharadas de miel

-Pasas o dátiles (opcional)

Preparación:

En un bol ponemos los plátanos pelados y troceados. Los escachamos muy bien con un tenedor y le añadimos el gofio y la miel. Mezclamos muy bien hasta que se integren todos los ingredientes. Finalmente le damos forma de rulo y servimos cortada en rodajas. 

Se conserva en el refrigerador.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote! 

BIZCOCHO DE ZANAHORIA, AVENA Y JENGIBRE

Aquí os traigo una versión algo diferente del tradicional pastel de zanahorias. Y es que en esta ocasión lo he preparado con avena, harina integral y miel. Pero perfectamente puede usarse harina blanca (o mitad y mitad) y para endulzarlo en lugar de miel puede usarse azúcar moreno, azúcar blanca o stevia.

El sabor es maravilloso, la zanahoria y la miel le aportan dulzor, la avena lo enriquece nutricionalmente y lo ayuda a que gane en textura. Y por otra parte, las especias: jengibre, canela y nuez moscada hacen que se intensifiquen aun más los aromas. Como cobertura he elegido chocolate derretido por el contraste de sabores con el bizcocho. Pero podéis decantaros por un glaseado de limón o una cobertura de queso (pinchando en el link os llevará a la receta).

Un sencillo y facilísimo bizcocho que resulta ideal como desayuno o merienda (sobre todo para los más pequeños) ya que sus múltiples nutrientes ayudarán a afrontar las tareas diarias.

Como sugerencia, añadir que queda riquísimo añadiéndole coco rallado, o unos frutos secos picaditos, o unas uvas pasas… (Si optáis por incorporárselos, hacedlo cuando ya tengáis la mezcla preparada, justo antes de hornear). Enriquecen el sabor del bizcocho a la vez que aportan más propiedades nutricionales. Vamos a por la receta.

Ingredientes:

-2 tazas de zanahoria rallada

-1 taza de copos de avena

-1 taza harina integral (puede usarse harina blanca)

-4 huevos

-1/4 taza leche

-1/4 taza aceite

-1/2 taza de miel (puede usarse azúcar blanca)

-1/2 cucharadita jengibre rallado (ó 1 cucharadita jengibre en polvo)

-1 cucharadita de canela

-1 cucharadita nuez moscada

-1 sobre de levadura en polvo

-150 gr. chocolate fondant

Preparación:

Precalentamos el horno a 180º y comenzamos a hacer el bizcocho. Separamos las yemas de las claras y éstas últimas las reservamos. Batimos las yemas con el azúcar hasta que estén espumosas. Añadimos la avena, la leche y trituramos. Incorporamos la zanahoria y el aceite e integramos el conjunto. Vertemos la harina con la levadura previamente cernidas y  las especias (canela, jengibre y nuez moscada). Batimos hasta mezclarlo todo. Finalmente montamos las claras a punto de nieve e incorporamos a la mezcla con movimientos envolventes.  Vertemos sobre un molde previamente engrasado y horneamos 50 minutos o hasta que veamos que está cocido (lo comprobamos pinchando con un cuchillo, si sale limpio significa que esté en su punto). Dejamos templar y desmoldamos.

Para la cobertura, derretimos el chocolate al baño maría, lo vertemos sobre el bizcocho y dejamos que se solidifique.

 

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

SMOOTHIE DE KIWI, PLÁTANO Y CALABACÍN

Dado que hoy en día está muy de moda cuidarse por fuera y por dentro, al igual que nutrir el cuerpo y la mente, yo voy a poner mi granito de arena y empezaré a proponer batidos saludables, llenos de vitaminas y nutrientes para nuestro organismo.

Hoy presento un batido donde cada ingrediente aporta una propiedad muy beneficiosa para nuestro cuerpo. Por su parte, el kiwi aporta una gran cantidad de antioxidantes y vitamina C, al igual que el calabacín, que es también un potente antioxidante y gran depurador para el organismo. El plátano nos llena de vitamina B6, C, ácido fólico, potasio y magnesio. Y la miel es fuente de energía rápida y saludable. Lo he combinado con un yogurt natural, por supuesto casero (podéis ver la receta en este enlace o en la sección de yogures) para aportarle cremosidad al batido y complementarlo con calcio y vitamina D.

Estos smoothies son ideales para el desayuno o la merienda. Ya que activan el organismo, lo proveen de múltiples vitaminas y minerales y hace que lleguemos a la siguiente comida saciados y por consiguiente evitemos el picoteo o los atracones.

Con la cantidad de ingredientes que propongo es suficiente para dos smoothies. Si queréis hacer más o menos multiplicad o dividid las cantidades.

Ahora más que nunca recordaros mi super frase… ¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

20180516_140957

Ingredientes:

-2 kiwis

-1 plátano

-1/2 calabacín

-1 yogurt natural

-2 cucharaditas de miel

Preparación:

Pelamos y troceamos los kiwis y el plátano y lo ponemos en la batidora. Lavamos muy bien el calabacín, lo troceamos y lo añadimos a la batidora junto con el yogurt natural y la miel. 

Trituramos y servimos de inmediato.

20180516_122759

YOGURT DE VAINILLA CON NUECES Y MIEL

Sabíais que un cuarto de taza de nueces, ofrece más de 100 por ciento del valor diario recomendado de grasas omega-3 de origen vegetal? Además de grandes cantidades de cobre y manganeso, entre otras. Las nueces pueden ayudar a reducir no sólo el riesgo de cáncer de próstata, sino también el cáncer de mama. Contienen varios antioxidantes muy beneficiosos para la salud. Así como el aminoácido L-arginina, que ofrece múltiples beneficios vasculares a las personas con enfermedades del corazón, o los que tienen mayor riesgo de enfermedades del corazón debido a múltiples factores de riesgo cardíaco. Además este fruto puede mejorar la calidad del esperma, ayudar a controlar el peso, y ofrecer apoyo a la salud del cerebro y la diabetes tipo dos.

 

Por otra parte, la miel producida por las abejas nos aporta múltiples beneficios al organismo, como por ejemplo es ideal para las alergias, para la tos y suavizar a garganta. En un buen antioxidante y un alimento prebiótico. Regula el tránsito intestinal. Aumenta la energía. Ayuda a dormir mejor. Y posee propiedades anticancerígenas. Conclusión, que la mezcla de estos tres grandes alimentos (yogurt, nueces y miel) nos ayudarán a estar mejor nutridos y con la energía necesaria para afrontar las actividades diarias.

Ingredientes:

-800 ml. leche entera

-1 yogurt natural sin azúcar

-2 cucharadas esencia de vainilla

-2 cucharadas de azúcar

-8 cucharadas de nueces

-Miel

20180508_061045
20180508_061022
20180503_142841

Preparación:

*Con yogurtera: comenzamos virtiendo la leche en un bol, incorporamos el yogurt, el azúcar y la esencia de vainilla. Removemos bien con la ayuda de unas varillas hasta conseguir que todo el conjunto esté bien integrado. Repartimos en los vasos de yogurt y llevamos a la yogurtera 8 horas. Pasado este tiempo los sacamos, le colocamos sus tapas y los dejamos templar para posteriormente guardar en la nevera un mínimo de 4 horas.  Cuando los vayas a consumir agrega a cada yogurt unas nueces picadas encima  y sobre éstas una cucharada de miel.

*Sin yogurtera: primero hay que templar la leche, para ello se calienta a fuego medio, no debe hervir. Se retira del fuego cuando alcance los 45º (si no se dispone de termómetro para comprobar la temperatura, se sabrá que es la adecuada cuando al meter un dedo en la leche no te queme). Vertemos el yogurt junto con el azúcar y la esencia de vainilla en la leche templada. Removemos hasta que se integren todos los ingredientes y  repartimos la mezcla en los vasitos. Calentamos el horno 5 minutos a 150º, transcurrido ese tiempo, se apaga y se introduce los vasos de yogurt. Los dejamos 8 horas tapados con una manta (para que no pierdan el calor). Se sacan, se colocan sus tapas (o en su defecto le ponemos papel film) y los guardamos en la nevera un mínimo de 4 horas. Cuando los vayas a consumir agrega a cada yogurt unas nueces picadas encima  y sobre éstas una cucharada de miel.

Sugerencias:

*En lugar de esencia de vainilla se puede usar vainilla en rama, en este caso hay que infusionar la leche, ésto es calentar la leche (sin que llegue a hervir) con las semillas de la vaina de vainilla. Dejar enfriar, colar y mezclar con el resto de ingredientes. El resto del proceso es igual.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!