LANGOSTINOS CON SALSA DE FRAMBUESA

Una receta sencilla pero deliciosa que le da un toque de elegancia a cualquier mesa donde se presenta. Y es que simplemente con cuatro ingredientes y sin apenas esfuerzo, tendremos una exquisita comida, ideal para estos días de calor donde no se apetece pasar mucho tiempo en la cocina. Por último destacar el espectacular contraste de sabores entre los langostinos y la salsa de frambuesa. ¿Os apetece probarla?

Y aquí os dejo también otras recetas con langostinos que están deliciosamente ricas: langostinos en salsa de naranja, tartar de aguacate y langostinos y brocheta de salmón con langostinos.

Ingredientes:

-Langostinos

Ingredientes para la salsa:

-200 gr. de frambuesas

-4 cucharadas de azúcar moreno

-4 cucharadas de vinagre

-Sal

Preparación:

Comenzamos preparando la salsa de frambuesas, para ello lavamos las frambuesas y las ponemos en un cazo con el azúcar, el vinagre y una pizca de sal. Removemos y  cocemos a fuego fuerte hasta que empiece a hervir, bajamos el fuego y cocinamos 15 minutos más o menos hasta que se deshagan (removiendo de vez en cuando). Trituramos y pasamos por el chino para que se quede una salsa fina y sin pepitas.

Finalmente cocemos los langostinos unos minutos y servimos con la salsa de frambuesas (en salsera aparte).

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

ARROZ MARINERO

Sin lugar a dudas el arroz es uno de los cereales más consumidos en todo el mundo por varias razones: su gran aporte nutricional, su simplicidad a la hora de cocinarlo y su económico coste. Por su sabor suele gustar a casi todo aquél que lo prueba y es que además admite múltiples variaciones y combinaciones, ya que caza con casi todo tipo de alimentos, carnes, pescados, verduras, huevos, incluso frutas y frutos secos.

En casa gusta mucho el arroz, lo suelo preparar con frecuencia por su sencillez en la elaboración y porque considero que es un acompañamiento ideal para cualquier plato.  A mí como más me gusta es el arroz tipo meloso, que quede jugoso y así es como he elaborado la receta que presento hoy. Lo he acompañado de mejillones y pescado, pero podéis sustituir estos ingredientes por otros de vuestras preferencias (almejas, berberechos, langostinos…). De cualquier manera resultará delicioso.

Si no tenéis fumet o caldo de pescado, no os preocupéis, podéis usar simplemente agua. Pero hago una recomendación, cuando hagáis caldo de pescado podéis hacer de más y congelarlo en varios tupper para utilizarlo en otras elaboraciones, como por ejemplo en un arroz como este. Sin más, vamos con la receta

Ingredientes:

-500 gr. arroz amarillo

-1/2 cebolla

-2 dientes de ajo

-1/2 pimiento rojo

-1/2 pimiento verde

-1 vaso de tomate frito

-500 gr. mejillones

-300 gr. merluza

-1 lata de guisantes

-1 litro fumet de pescado (o agua)

-5 hebras de azafrán

-1 cucharadita de pimentón dulce

-1/2 cucharadita tomillo

-1 hoja laurel

-Aceite de oliva y Sal

Preparación:

Comenzamos haciendo el tomate frito como se indica en este enlace o en la sección de básicos. Por otro lado, pelamos y picamos finamente la cebolla y los ajos y los pochamos en una sartén con un chorrito de aceite. Cuando la cebolla esté casi transparente añadimos los lomos de merluza y los mejillones previamente lavados. Cocinamos hasta que estos últimos se abran. Retiramos el pescado y los mejillones (le quitamos las conchas). Reservamos.

Añadimos a la  sartén (junto a la cebolla y el ajo) los pimientos rojo y verde, sin pepitas y previamente lavados y troceados muy pequeñitos. Sofreímos 5 minutos y añadimos el tomate frito, el pimentón, azafrán, tomillo, laurel y sal. Removemos para integrar todos los ingredientes y dejamos cocinar a fuego medio-bajo 15 minutos o hasta que se consuma el agua del tomate (removemos de vez en cuando para evitar que se pegue).

En este punto, incorporamos dentro de la fritura el arroz. Removemos y freímos 2 minutos. Añadimos la mitad del fumet de pescado (o el agua en su defecto) y cocinamos a fuego medio-bajo. Vamos incorporando el caldo a medida que veamos que el arroz lo va absorbiendo (así queda tipo meloso). Rectificamos de sal. Y cuando veamos que ya el arroz casi está cocido añadimos los guisantes, la carne de los mejillones y el pescado desmenuzado (reservaremos un poco para la decoración final). Removemos y cocinamos 5 minutos más. Retiramos del fuego, dejamos reposar 5 minutos y servimos ayudándonos de un aro de cocina para emplatar. Decoramos con el pescado desmenuzado que habíamos reservado.

Sugerencias:

*Se puede usar cualquier pescado que esté limpio de pieles y espinas

*En lugar de mejillones frescos puede usarse una lata de mejillones en conserva o almejas, mejillones, berberechos…

“Dedícate tiempo, disfruta cuidándote”

LANGOSTINOS CON SALSA DE NARANJA

Aprovechando que tenía unas ricas naranjas del huerto de mis suegros, decidí preparar una receta salada con ella, ya que casi siempre se limita su uso a elaboraciones dulces. Quería una salsa sencilla y que cazara con el marisco, en particular con los langostinos. Y el resultado fue muy bueno. Desde luego que alcanzó e incluso diría que superó mis expectativas, porque quedó con una textura untuosa, un delicado sabor cítrico y un color vivo y muy llamativo. Lo mejor de todo es que con muy pocos ingredientes se puede elaborar, sin apenas esfuerzo, tiempo y sin que suponga un gran gasto económico. Nutricionalmente es ideal porque además de beneficiarnos de las estupendas propiedades de la naranja, la combinamos con miel, otro regalo de la naturaleza, con lo que el dulzor que envuelve a esta receta no viene dado del azúcar en sí, sino de este super alimento.

Además del gran contenido de vitamina C, la naranja es muy beneficiosa para prevenir  enfermedades del corazón, cardiovasculares, la inflamación e incluso la prevención del cáncer. Destacar su poder antioxidante, el cual favorece la cicatrización y refuerza el sistema inmunológico del organismo. Así mismo, aporta múltiples minerales, tales como potasio, ácido fólico, calcio, zinc y magnesio, entre otros.

Para enriquecer con proteínas este plato, he usado langostinos, ya que estos son una gran fuente de ellas. Además son muy bajos en grasas (100 gramos de langostinos tan solo aportan 0,8 gr. de grasa). Otra de las propiedades de los langostinos es su aporte en omega 3, muy interesantes para prevenir enfermedades cardiovasculares y reducir el colesterol HDL (el conocido como malo). Por su gran contenido en magnesio, ayudan a mejorar e incrementar la fertilidad. El hierro que en ellos se encuentra es ideal para prevenir la anemia. Y de entre las vitaminas que aporta, cabe destacar la B1, B2, B3, B9, B12, E

Esta receta es ideal para prepararla en una ocasión especial, una cena para alguien a quien se quiera sorprender, o por qué no, para ti misma. Toda una combinación de alimentos con propiedades de lo más saludables.

Ingredientes:

-500 gr. langostinos

-Salsa de naranja (ver recetas básicas)

-Lechuga

-1 pimiento

Preparación:

Cocemos los langostinos en abundante agua durante 5 minutos. Los pelamos y reservamos.

Lavamos la lechuga y la cortamos finamente. Lavamos el pimiento y cortamos un trozo de la base.

Preparamos la salsa de naranja.

Montamos el plato, para ello ponemos la lechuga picadita en el fondo, encima ponemos los langostinos y en el centro el pimiento. Finalmente vertemos dentro del pimiento la salsa de naranja. Servimos de inmediato.

Sugerencias:

 *La salsa de naranja va ganando consistencia con el paso del tiempo, por eso es recomendable consumirla en el momento. Si esto no fuera así, se le daría un golpe de calor en el momento de servir para que volviera a obtener su textura inicial.

 ¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

PASTEL DE MARISCOS

Era domingo y esperaba invitados para almorzar en casa. Buscaba un entrante fresquito y que hiciera las delicias de los invitados. Entonces pensé en una receta que nunca falla: un delicioso pastel de mariscos. Lo tiene todo, contrastes de sabores, impacto visual y un aporte nutricional perfecto ya que engloba las vitaminas de las verduras, las proteínas de los mariscos y los hidratos del bizcocho, con muy pocas grasas porque he usado aceite de oliva para la elaboración de las salsas.

Además es ideal para cualquier ocasión porque es un plato que permite tenerlo elaborado con antelación y a la hora de la comida solo debes servirlo en la mesa.

Existen muchísimas variedades de pastel de marisco, con pan de molde, en terrina, con bizcocho, en tartaleta, con hojaldre… Yo he usado como base un bizcocho sencillo ya que quería conseguir una mezcla entre dulce y salado. Y de verdad que alcance mi objetivo porque todos quedaron encantados con los contrastes de sabores.

Si lo que buscas es un pastel más sencillo y menos elaborado, opta por usar como base pan de molde o un bizcocho industrial.

Si realmente quieres sorprender a tus invitados con un plato que cautiva nada más verlo, sencillo opta por un pastel de mariscos. El éxito estará garantizado. 

Ingredientes:

-Bizcocho  (ver recetas básicas)

-200 gr. langostinos

-300 gr. gambas

-1 lata de atún

-200 gr. berberechos

-500 gr. mejillones

-1 lata piña en su jugo

-1 aguacate

-6 palitos de cangrejo

-Zanahoria rallada

-Media lechuga

-Mayonesa casera 

Salsa de tomate 

Preparación:

En primer lugar debemos cocer las gambas con un poco de agua, para después pelarlas y reservarlas en un plato. También cocemos los mejillones al vapor, le quitamos las conchas e igualmente reservamos. Hacemos lo mismo con los berberechos, los cocemos y al igual que con los mejillones, le quitamos las conchas y reservamos su carne. Troceamos finamente las gambas, mejillones, berberechos, lechuga, aguacate y los palitos de cangrejo y los ponemos en un bol amplio. Preparamos una salsa rosa mezclando la mitad de la mayonesa con la salsa de tomate. Ponemos la mitad de los mariscos en un bol y mezclamos con la salsa rosa. La otra mitad de los mariscos han de ser mezclados con la mayonesa. Cocemos los langostinos y reservamos para decorar.

Cortamos el bizcocho en tres capas y empapamos cada una con el jugo de la piña. En el plato de servir ponemos una capa de bizcocho, añadimos la mezcla de mariscos y salsa rosa. Disponemos encima otra capa de bizcocho también empapada con el jugo de la piña y añadimos la mezcla de mariscos y mayonesa. Cubrimos con la última capa del bizcocho (también bañado con el jugo de piña). Untamos todo el conjunto con mayonesa y decoramos los laterales con la zanahoria rallada y encima disponemos los langostinos cocidos.

Sugerencias:

*Se pueden variar los ingredientes en función de los gustos, al igual que la decoración, ya que es un pastel que admite cualquier combinación.

 ¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!