NIDOS DE PATATA CON HUEVO

Una manera diferente de tomarnos la patatas con huevos de toda la vida… dándole forma de nidos! jejeje

Es una receta muy resultona, sabrosa, nutritiva y original. A los peques les encanta! Se prepara en un abrir y cerrar de ojos y puede resultar de aprovechamiento si os ha sobrado puré de patata de cualquier otra elaboración y la aprovecháis para hacer este plato.

El tiempo de horneado dependerá del gusto de cada uno a la hora de tomarse los huevos, bien sean poco o muy hechos, o tal vez en su punto… Os diré que con 13 minutos se quedan bien hechitos. A partir de ahí vosotros calculáis 😉

Por supuesto, la receta admite variaciones, se le puede añadir especias, chorizo, atún o cualquier otro ingrediente de vuestro agrado o que tengáis en la nevera y queráis gastar. En cuestión de gustos no hay nada escrito. Animaros a hacerla y me contáis.

Ingredientes:

Puré de patatas

-4 huevos

-Sal y Pimienta

20180512_204026
20180512_204453
20180512_204631 - copia

Preparación:

Comenzamos elaborando el puré de patatas como se muestra en este enlace o en las recetas básicas.

Precalentamos el horno a 180ª. Una vez templado el puré de patatas, lo introducimos en una manga pastelera con boquilla rizada y formamos los nidos sobre papel de horno. Incorporamos un huevo en el interior de cada nido y salpimentamos. Horneamos 13 minutos y servimos caliente.

Sugerencias:

*Si no disponemos de manga pastelera podemos utilizar una bolsa apta para alimentos (del estilo de las de congelar por ejemplo), introducimos el puré de  patata dentro, cortamos una punta de la bolsa y seguimos el mismo procedimiento de la receta.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

PASTELITOS VEGETALES

Hoy presento una forma novedosa y atractiva de comer verduras, sobre todo para los más peques de la casa… unos deliciosos pastelitos vegetales. La verdura se presenta triturada con lo que se pueden sustituir los vegetales de la receta por otros que tengamos en la nevera o que nos resulten más atractivos al paladar (como por ejemplo, espinacas, brócoli, pimiento rojo, cebolla… siempre previa cocción).

Son ideales como entrante, o como acompañamiento de un filete de carne o de pescado.  Lo curioso de la receta es que la salsa de tomate no va acompañando a estos cupcakes sino que va en su interior. Lo cual resulta muy agradable al paladar, al igual que vistoso. Una receta para sorprender a los comensales, sin lugar a dudas.

Ingredientes:

-1 zanahoria

-1 berenjena

-1 calabacín

-1 puerro

-3 huevos

-150 gr. queso crema

-1 cucharada maicena

Salsa de tomate

-Aceite de oliva, Sal y Pimienta

Preparación:

Comenzamos pelando las zanahorias, las lavamos y troceamos a cuadritos pequeños, junto con el calabacín, la berenjena y el puerro. En una sartén ponemos un chorrito de aceite de oliva y rehogamos las verduras hasta que estén tiernas. Dejamos entibiar. Precalentamos el horno a 180º.

En un bol batimos los huevos con el queso crema, la sal y la pimienta. Añadimos las verduras rehogadas y la cucharadita de maicena. Removemos bien hasta integrar todos los ingredientes y trituramos con la batidora.

Engrasamos con un poco de aceite y harina los moldes de cupcakes y vertemos la masa sin llegar al borde. Horneamos durante 25 minutos o hasta que estén cocidos en su interior (lo comprobamos pinchando con un palillo y verificando que sale seco). Dejamos entibiar y desmoldamos. Hacemos un agujero en la base del cupcake (reservamos el trozo cortado para que nos sirve de tapa una vez relleno), lo vaciamos y lo rellenamos con la salsa de tomate que habremos preparado siguiendo la receta de la sección “recetas básicas”. Tapamos la inserción hecha con el trocito de masa reservada y servimos.

“Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

CUPCAKES DE AGUACATE

Sin lugar a dudas una auténtica delicia de postre, no solo por su espectacular mezcla de sabores y texturas, sino también por su gran aporte nutricional. Ya que se combina un super alimento como es el aguacate con las proteínas del queso crema. Si realmente queréis sorprender a vuestros invitados, presentad en la mesa este exquisito y sorprendente capricho de la repostería creativa.

Ingredientes:

-2 aguacates

-175 gr. azúcar

-4 huevos

-215 gr. harina

-16 gr. levadura en polvo

-50 ml. aceite de oliva

-1 limón

Ingredientes crema de queso:

-200 gr. queso crema

-60 gr. mantequilla

-250 gr. azúcar glass

 

Ingredientes crema de limón:

-80 gr. azúcar glass

-40 gr. mantequilla

-1 cucharada zumo limón

Preparación de los cupcakes:

Precalentamos el horno a 180º. Empezamos batiendo los huevos con el azúcar hasta que quede una masa espumosa. Añadimos el aguacate triturado (sin piel ni la semilla) y el zumo de limón. Mezclamos e incorporamos el aceite de oliva. Integramos de nuevo todos los ingredientes. Finalmente añadimos la harina tamizada con la levadura y mezclamos bien.

Engrasamos con aceite y harina los moldes de cupcakes y vertemos en ellos la mezcla anterior. No debemos llenar los moldes de masa porque al hornearse aumentan su tamaño. Horneamos durante 35 minutos o hasta que estén hechos (lo comprobamos si al pincharlos con un palillo éste sale seco). Dejar templar.

*Para hacer la crema de limón, la mantequilla ha de estar a temperatura ambiente para que se integre con facilidad con el resto de ingredientes. Comenzamos batiéndola con la ayuda de unas varillas para convertirla en una crema suave, le vamos añadiendo el azúcar glass y seguimos mezclando hasta unificarlo todo. Agregamos el jugo de limón para darle más sabor y lo batimos para que se quede bien integrado. Reservamos.

 

*Para hacer la crema de queso, comenzamos batiendo la mantequilla con la ayuda de unas varillas para convertirla en una crema suave, le vamos añadiendo el azúcar glass y seguimos mezclando hasta unificarlo todo. Reservamos.

 

Hacer un agujero en el centro de cada cupcake y vaciarlos (como se muestra en la foto). Rellenarlo con la crema de limón. Y finalmente cubrirlos con el frosting de queso crema. Refrigerar hasta el momento de servir.

20180420_154545

PASTEL DE ZANAHORIAS CON CREMA DE LIMÓN

Desde la Edad Media la zanahoria ha sido introducida en las elaboraciones dulces ya que los endulzantes eran escasos y caros, y la zanahoria resultaba más dulce que el resto de las verduras, más económica y era más abundante.

Este pastel resurgió en el Reino Unido haciéndose muy popular entre la burguesía, quienes tomaban una porción junto con un buen te. Poco a poco se fue introduciendo en los restaurantes y pasó a convertirse en un postre mucho más común.

El principal ingrediente de esta tarta evidentemente es la zanahoria, ésta se usa rallada y se cuece en el proceso de horneado. Es un postre de muy fácil preparación, su  textura es densa y pero a la vez muy suavecita. Para enriquecerla se le suele añadir en la mezcla antes de hornear unas nueces, coco, piña, pasas… y por fuera se glasea con una crema de queso o incluso se le puede poner una cobertura de chocolate.

En este caso le he puesto nueces en el interior y un glaseado de limón para aportarle un sabor cítrico que contrastara con el dulzor de la zanahoria.

 

Ingredientes:

-200 gr. zanahoria rallada

-4 huevos

-200 gr. azúcar

-200 ml. aceite

-200 gr. harina

-16 gr. levadura en polvo

-70 gr. nueces picadas

-1 cucharadita canela

-1/2 cucharadita nuez moscada

Ingredientes de la crema de limón:

-150 gr. azúcar glass

-80 gr. mantequilla

-2 cucharadas zumo limón

Preparación:

 En un bol batimos las yemas de los huevos con el azúcar hasta que queden espumosos. Incorporamos el aceite y mezclamos. Añadimos la harina tamizada con la levadura y volvemos a mezclar bien. Incorporamos la canela, la nuez moscada y las nueces picadas. Integramos todos los ingredientes. Ya solo queda añadir la zanahoria rallada y las claras a punto de nieve. Mezclamos con una espátula y con movimientos envolventes para que no se baje la mezcla. La vertemos en un molde previamente engrasado y enharinado. Y horneamos 40 minutos o hasta que la pinchemos con un palillo y salga seco. Dejar templar.

Para hacer la crema de limón, la mantequilla ha de estar a temperatura ambiente para que se integre con facilidad con el resto de ingredientes. Comenzamos batiéndola con la ayuda de unas varillas para convertirla en una crema suave, le vamos añadiendo el azúcar glass y seguimos mezclando hasta unificarlo todo. Agregamos el jugo de limón para darle más sabor y lo batimos para que se quede bien integrado.

Finalmente, desmoldamos la tarta y cortamos por la mitad longitudinalmente. Rellenamos con la mitad de la crema de limón y cubrimos con el resto de crema. Decoramos con ralladura de zanahoria o con unas nueces picadas.

 

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

HUEVOS EN FLOR

El huevo es un alimento sorprendentemente nutritivo que no debería faltar en la dieta de cualquier persona, ya que son ricos en proteínas (concentrada en la clara) y en lípidos saludables. Son un alimento de fácil digestión y el componente principal de múltiples platos dulces y salados.

También se pueden consumir solos, y admiten múltiples formas de preparación, como por ejemplo: fritos, a la plancha, en tortillas o revueltas, cocidos, escalfados, al plato (en el horno), crudos, secos o desidratados, en salmuera…


En esta ocasión presento una forma de preparación algo diferente, los huevos en flor. La técnica es muy sencilla y el éxito radica en seguir la receta al pie de la letra, ya que si nos excedemos en el tiempo de cocción el huevo no alcanzará el punto deseado. Al igual que es muy importante engrasar el papel film donde lo prepararemos porque si no corremos el riesgo que se peque .

 

Quedan muy vistosos en el plato y su sabor y cremosidad es única. ¿Os animáis a prepararlos?

 

Ingredientes:

-4 huevos

-Aceite de oliva

-Sal y Pimienta

-Film transparente

BUÑUELOS DE PLÁTANO Y NARANJA

Los buñuelos son un postre típico de muchas comunidades autónomas sobre todo durante sus fiestas regionales.

Este dulce es muy sencillo de elaborar ya que básicamente hay que mezclarlos bien para después freírlos. Hay multitud de variantes porque admite cualquier tipo de alimento unido a sus ingredientes básicos.

Como curiosidad, la primera sociedad que consumió buñuelos fue la morisca porque sus ciudadanos eran vendedores ambulantes de este rico manjar.

En esta receta añadí plátano y naranja para potenciar el sabor de los bollos y sus propiedades nutricionales, ya que la naranja aporta gran cantidad de vitamina C y el plátano, sobretodo minerales como el potasio, magnesio, calcio, selenio y hierro, aunque también es rico en vitamina A, C, B1, B2, B6, B9 y E.

Esta receta es bastante sencilla e ideal para introducir a los niños en el fantástico mundo de la cocina y ayudarle a darse cuenta de la importancia de la alimentación sana y equilibrada. Les animo a que la preparéis juntos y me contéis qué tal fue la experiencia y el sabor de este rico postre.

 

Ingredientes:

-2 plátanos

-1 naranja

-2 huevos

-125 gr. harina

-1 cucharada levadura en polvo

-Azúcar

-Canela

-Aceite de oliva

Preparación:

En un bol mezclamos los huevos con los plátanos triturados, el zumo de la naranja y la canela. Agregamos la harina tamizada con la levadura. Mezclamos hasta integrar todos los ingredientes.

En una sartén ponemos abundante aceite de oliva y con la ayuda de una cuchara tomamos porciones de la masa que freiremos cuando el aceite esté bien caliente. Escurrimos un minuto sobre papel absorbente para quitar el exceso de aceite.

Finalmente en un plato mezclamos azúcar con canela y rebozamos los buñuelos una vez fritos.

Sugerencias:

*Debe quedar una masa compacta, si fuera necesario añadimos más harina para espesarla o leche para suavizarla.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

ENSALADILLA RUSA

Considerada como uno de los entrantes más populares del mundo, hay que reconocer que es ideal en esos días de calor donde apetece tomarnos un plato fresquito y ligero. Al  elaborarse con antelación resulta perfecta para degustarla en un picnic en la playa o en el campo. En este plato se combinan todas las sustancias necesarias para el organismo, por lo que es, sin lugar a dudas, un plato completo, donde las verduras nos aportan vitaminas y fibras, las patatas ofrecen hidratos de carbono, el huevo y el atún, nos brindan las proteínas y la mayonesa casera elaborada con aceite de oliva nos aporta unas pocas grasas saludables.

Una vez más tenemos un plato nutricionalmente perfecto. Si quieres aprender más sobre su elaboración, continúa leyendo la receta y anímate a prepararla! 

Ingredientes:

-4 patatas

-4 zanahorias

-100 gr. habichuelas

-3 huevos

-3 cucharadas de guisantes

-1/2 pimiento rojo

-1/2 cebolla

-1 lata de atún

-1 lata aceitunas

Mayonesa casera 

-Sal

Preparación:

Pelamos las patatas y las zanahorias y las cortamos en trozos. Lavamos las habichuelas, les quíitamos el rabito y las troceamos. Ponemos a cocer en abundante agua con sal las patatas, zanahorias y habichuelas hasta que estén tiernas.

En otro cazo se cuecen los huevos cubiertos de agua durante 10 minutos.

Continuamos picando finamente el pimiento rojo, la cebolla y las aceitunas. Reservamos.

Una vez cocidas las patatas, zanahorias y habichuelas, le escurrimos muy bien el agua sobrante y las escachamos con la ayuda de un tenedor. Dejamos enfriar.

Mientras pelamos los huevos cocidos y los picamos muy pequeñitos. Los añadimos a la mezcla de patatas junto con el pimiento rojo picado, la cebolla, aceitunas y los guisantes.

Escurrimos el atún, lo desmigajamos y unimos a la mezcla anterior. Incorporamos la mayonesa sobre el conjunto y mezclamos hasta que esté todo bien integrado. Rectificamos de sal si fuera necesario. Refrigeramos en la nevera al menos 2 horas antes de servir.

Sugerencias:

*Se puede decorar la ensaladilla como más guste, combinando diferentes ingredientes, pimiento picado, zanahoria rallada, huevo troceado, aguacate laminado… y cubrirla de mayonesa para que resulte más cremosa a la hora de comerla.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

PANCAKES DE NUTELLA

Unos pancakes o tortitas, como les llamamos en España, son ideales para un desayuno distendido de domingo, un brunch con las amig@s o una plácida y relajada merienda. Al estar hechos en casa no nos aportan calorías extras pero sí energía para hacer frente el resto de la actividad diaria. Admiten cualquier acompañamiento, frutas troceadas, chocolate, dulce de leche, mermelada, miel, frutos secos… o simplemente solas también resultan deliciosas.

En esta ocasión las he preparado con fruta troceada (plátanos y fresas porque era las que tenía en el frutero) pero como dije antes admite cualquier otra. Le he añadido nutella en el interior y las he bañado en chocolate caliente para darles un toque especial ya que las iba a usar en una merienda de chicas del viernes por la tarde. Fueron todo un éxito. Las he servido con un batido bien fresquito de mango, papaya y naranja. Era perfecto  para contrarrestar la densidad de las tortitas. Todas mis invitadas quedaron encantadas.

Añadir que estas tortitas también admiten rellenos salados tales como bacon con huevos fritos, jamón y queso o cualquier otra combinación de estilo similar.

 

Se trata de una receta muy fácil de preparar, con ingredientes básicos en la cocina y que puedes tener lista en un abrir y cerrar de ojos. Anímate a preparle un desayuno especial a los tuyos y por qué no, para ti también.

 

Ingredientes :

-150 gr. harina

-50 gr. mantequilla

-200 ml. leche

-2 huevos

-25 gr. azúcar

-1 cucharadita de canela

-Aceite

-Nutella

-Fruta al gusto: plátano, fresas, kiwis…

-Chocolate fondant

Preparación:

En un bol batimos los huevos con el azúcar hasta que estén espumosos. Agregamos la leche y removemos. Vertemos la harina y la canela e integramos con el resto.

Vertemos aceite en una sartén y cuando esté caliente ponemos un poco de la masa de los pancakes, dejamos dorar por ambos lados y reservamos en un plato. Repetimos este procedimiento hasta acabar con toda la masa.

Lavamos y troceamos la fruta elegida. Calentamos unos segundos en el microondas la nutella para que esté más manejable.

Para el montaje: ponemos un pancake en un plato, cubrimos con un poco de nutella y ponemos sobre ésta un poco de la fruta troceada. Colocamos encima otra tortita y agregamos un poco de fruta (esta vez sin nutella). Vamos alternando capas con nutella y capas sin ella para que no resulte muy copioso. Repetimos este procedimiento hasta acabar con todos los pancakes. Se habrá formado una torre. Finalmente derretimos el chocolate fondant al baño maría y rociamos con él la torre de tortitas.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

ESPIRAL DE VERDURAS

Desde hacía varias semanas tenía en mente elaborar este plato que me había cautivado por su gran colorido, pero ahora además puedo añadir que también cautiva por su increíble sabor y textura. Me encantan las verduras y ésta es una manera deliciosa de comerlas y ofrecérselas a los niños, no solo porque visualmente les atrae muchísimo sino porque quedarán encantados con su sabor. La mezcla de queso crema con los huevos y leche le aporta untuosidad al plato. La receta original llevaba nata en lugar de leche, yo he querido hacerla más ligera y por eso no se la he puesto pero si os apetece, sabéis que podéis sustituir perfectamente la leche por la nata.

 

El mundo vegetal debería tener más presencia en nuestra dieta diaria dada la gran cantidad de vitaminas, minerales y fibra que nos aportan, sin sumar apenas calorías. En ellas nos encontramos minerales como el hierro, zinc, calcio, potasio, fósforo, magnesio y cobre, ideales para prevenir la hipertensión y la hinchazón del vientre y piernas provocadas por la retención de líquidos.

 

El aporte vitamínico de los vegetales tiene efectos muy beneficiosos para el organismo. Por ejemplo, la vitamina A y C mantienen fuertes nuestras defensas contra las infecciones mientras que las vitaminas del grupo B fortalecen nuestro sistema nervioso. Las fibras ayudan a regular el tránsito intestinal y los antioxidantes reducen considerablemente el envejecimiento y previenen la aparición de determinados tumores. Por ello es muy recomendable comer cada día verduras. Yo lo intento y trato de hacerlo lo más variado posible, de ahí esta fantástica receta llena de color y sabor.

Ingredientes:

-1 lámina de masa quebrada

-1 calabacín

-2 zanahorias

-1 berenjena

-1/2 pimiento rojo

-100 gr. queso crema

-1 huevo

-1 cucharada de leche

-Sal  y pimienta

Preparación:

Lavamos la berenjena y la laminamos con la ayuda de una mandolina o con un corta verduras. Las colocamos en una fuente con sal y dejamos reposar 10 minutos para que pierdan el amargor. Pasado ese tiempo las lavamos y secamos con papel de cocina. Partimos cada lámina por la mitad para que a la hora de montar el pastel no quede demasiado alto.

Lavamos el calabacín y lo laminamos, al igual que la berenjena, con la mandolina. Igualmente partimos cada lámina por la mitad.

Lavamos el pimiento y lo cortamos en tiras a lo largo.

Pelamos la zanahoria, la lavamos y laminamos.

En un bol mezclamos el huevo con el queso crema, la leche, la sal y la pimienta hasta que quede todo bien integrado. Reservamos.

Forramos un molde redondo con papel de hornear. Extendemos la lámina de masa quebrada encima. Untamos la base con un poco de queso crema para que sea más fácil colocar las verduras dentro del pastel y no se muevan.

Enrollamos las verduras y vamos colocándolas dentro de la masa quebrada. Hay que irlas  alternando para que quede una mezcla de colores llamativa. Debemos colocarlas del centro del molde hacia fuera. Puedes empezar enrollando una lámina de zanahoria, luego una de calabacín, después una de berenjena. Así hasta completar el pastel con las verduras. En los huecos que quedan vacíos colocamos las tiras de pimiento. Vertemos encima de las verduras la mezcla de queso y huevo. Horneamos en horno precalentado a 180º durante 45 minutos o hasta que el huevo esté cuajado. Retiramos del horno y dejamos templar y listo

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

BROWNIE

Este postre es típico de la repostería de EEUU. Su nombre viene dado por su color marrón oscuro (brown en inglés). El primer brownie data de 1896 y surgió de un despiste, ya que a un repostero norteamericano se le olvidó echar levadura en su pastel de chocolate y se quedó un bizcocho compacto.

Esta elaboración es muy simple de preparar y admite infinidad de variaciones. Se puede cubrir (o no) con dulce de leche, nata, chocolate derretido (ya sea blanco, negro o con leche)

y en su interior se le suele poner nueces, pero igual que para la cobertura, admite múltiples combinaciones, tales como galletas, furtas troceadas, otros frutos secos, dulce de leche, nutella…

Por la densidad e intenso sabor a chocolate de su bizcocho, el brownie se suele servir con helado o con nata montada para contrarrestar sabores. De cualquier forma está exquisito y siempre es un acierto después de cualquier comida.

Ingredientes:

-150 gr. chocolate negro fondant

-200 gr. azúcar

-4 huevos

-200 gr.mantequilla

-80 gr. harina

-Galletas troceadas

-Chocolate blanco troceado

Preparación:

Precalientamos el horno a 180º.

En un bol batimos con la varilla los huevos y el azúcar. Por otra parte, derretimos la mantequilla con el chocolate al baño maría o en el microondas. Agregamos los huevos y removemos hasta que esté bien integrado. Añadimos la harina y volvemos a integrarlo todo. Finalmente agregamos las galletas troceadas y el chocolate blanco. Forramos un molde con papel de hornear y aceite. Vertemos la mezcla en su interior. Horneamos durante 40 minutos. Debe quedar un bizcocho cocido en su exterior pero tierno en el interior, para ello es importante no excederse en el tiempo de horneado. Dejamos templar, desmoldamos y cortamos el brownie a trozos.

Sugerencias:

*Resulta ideal si es servido aun caliente y acompañado de una bola de helado de vainilla.

*Si eres un amante del chocolate, degústalo con un poco de chocolate fondant derretido sobre el helado de vainilla y el mismo brownie.