PUMPINTELLA o NUTELLA VEGANA

La versión vegana de la nutella es la pumpkintella. Se prepara exactamente igual que la nutella tradicional pero en lugar de leche se usa calabaza cocida o asada. Es muy sencilla de hacer y queda riquísima, ya que la calabaza le aporta un dulzor especial. Una vez hecha podemos conservarla en la nevera hasta tres semanas.

Os animo a que la preparéis sobre todo si tenéis niños en casa, ya que es una forma ideal de que coman calabaza junto con frutos secos. Ya verás que les encantará.

Y si os apetece ver la receta de la nutella tradicional, pinchando aquí podréis acceder a ella.

Ingredientes:

300 gr. calabaza

-100 gr. avellanas

-3 cucharadas caramelo de dátiles (ó 6 dátiles)

-3 cucharadas de cacao

Preparación:

Pelamos, le quitamos las pepitas a la calabaza y la troceamos. La cocemos en agua hirviendo hasta que esté blandita (también la podemos asar en el horno).

Ya solo nos queda poner el resto de ingredientes, junto con la calabaza, en la batidora y triturarlos hasta obtener una crema untuosa. Conservar en la nevera.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

SMOOTHIE DE CEREZAS

Estamos en plena temporada de cerezas, pues vamos a aprovecharnos de ellas, ya que es ahora cuando mejor las podemos disfrutar, no solo porque nos brindan todo su sabor y propiedades, sino porque su precio es asequible y hay una estupenda disponibilidad.

Sin lugar a dudas es uno de los mejores batidos que he probado. De sabor intenso y textura cremosa (por el yogurt de vainilla -tenéis la receta pinchando aquí) y combinado con el crujiente de los frutos secos, tenemos un desayuno, merienda o tentempié cargado de nutrientes y maravillosos beneficios para nuestro organismo. Y como siempre, endulzado con el maravillo caramelo de dátiles, cien por cien natural (tenéis la receta pinchando aquí). Sin más os cuento la receta.

Ingredientes:

-200 gr. cerezas

-1 plátano

-1 yogurt de vainilla

-2 cucharadas de caramelo de dátiles

-Frutos secos

-3 cerezas, 4 pistachos y 2 cucharadas de leche (para el topping)

 

Preparación:

Lavar muy bien las cerezas, quitarles el hueso y ponerlas en la batidora junto con el plátano, el yogurt y el caramelo de dátiles. Triturar y poner en el vaso de servir. Acompañar de los frutos secos. Para el topping, triturar las 3 cerezas, los 4 pistachos y la leche. Disponerlo encima del batido de cerezas. Servir.

 

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

CINTAS DE CALABACÍN CON SALMÓN Y FRUTOS SECOS

Hoy presento un plato cargado de sabor, color, nutrientes y original como el que más. Estas cintas de calabacín con salmón, harán las delicias de los paladares más exigentes. Una combinación espectacular, así como un inesperado contraste de sabores y texturas. Si buscáis sorprender a vuestros invitados o simplemente queréis daros un capricho, os animo a preparar esta delicia que sin ningún lugar a dudas, os va a encantar. Y por si fuera poco, la podréis tener lista en cuestión de minutos. Un plato muy sano, sencillo y cargado de sabor.

Ingredientes:

-2 calabacines

-1 lomo de salmón

-1 puñado de frutos secos picados

-Aceite de oliva y Sal

Ingredientes para el aliño de soja:

-2 cucharadas de salsa de soja

-1 cucharada de miel

-4 cucharadas de aceite

-1 cucharada de vinagre

Preparación:

Comenzamos preparando el aliño de soja para dejarlo reposar mientras elaboramos el resto de la receta. Con el tiempo de reposo conseguiremos que los sabores ganen en intensidad. Para su elaboración simplemente ponemos todos los ingredientes en un recipiente de cristal y batimos con unas varillas o tenedor hasta que estén bien ligados. Reservamos.

Cocemos el lomo de salmón en una plancha con un pizquitín de aceite de oliva y sal. Lo troceamos o desmenuzamos y reservamos.

Por último, lavamos muy bien los calabacines ya que se usan enteros sin quitarle la piel. Con la ayuda de un pelador de verduras hacemos láminas con ellos (imitando a cintas). Los ponemos en un cazo con agua hirviendo y sal y le damos un hervor de unos segundos. Escurrimos muy bien y los disponemos en un plato. Encima pondremos los trozos de salmón y como topping, los frutos secos. Salseamos con el aliño de soja.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

SMOOTHIE DE AGUACATE Y ALBARICOQUE

Ahora que comienza el calor y las temperaturas empiezan a aumentar, el cuerpo nos pide preparaciones fresquitas y llenas de sabor. Pues nada mejor para mantenernos hidratados y vitaminados que un potente batido de frutas mezclado con frutos secos, leche y yogurt. En este caso os dejo dos recetas en una jejeje. Pensé que resultaría muy vistoso, llamativo y sabroso si combinaba dos sabores y colores diferentes en un mismo batido. Y así ha sido, un éxito total. Una explosión de sabores y nutrientes para el cuerpo.

Los plátanos deben estar congelados (bastará con dejarlos 2 horas en el congelador) para que el smoothie adquiera una textura cremosa. Si no tenéis caramelo de dátiles (el cual aconsejo totalmente para endulzar cualquier preparación, os dejo el link de la receta pinchando aquí) podéis usar 2 dátiles o una cucharada de miel. Al igual que podéis sustituir la leche de almendras por la que vosotros uséis.

Para presentar el batido combinando ambas preparaciones, debéis licuar por separado los smoothies y verterlos al mismo tiempo en el vaso. Si os resulta complicado, una alternativa es poner en el fondo del vaso la mitad del batido de aguacate y encima, el batido de albaricoque. Ya veréis que la combinación de ambos os sorprenderá gratamente.

Ingredientes para el batido

de aguacate:

-1/2 aguacate

-1 plátano congelado

-1 cucharada de caramelo de dátiles

-1/2 vaso de leche de almendras

Ingredientes para el batido

de albaricoque:

-4 albaricoques

-1 plátano congelado

-1 yogurt natural

-3 almendras

-1 cucharada de caramelo de dátiles

Preparación:

Poner en la licuadora los ingredientes del batido de albaricoque y batir hasta conseguir una textura cremosa. Reservar.

Por otra parte licuar los ingredientes del batido de aguacate y batir hasta que estén perfectamente integrados.

Finalmente, servir en los vasos mitad de un batido y mitad del otro.

 

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

BIZCOCHO ESPECIADO DE CALABAZA

¿Habéis probado elaboraciones dulces con calabaza? ¿No? Pues garantizo que es un ingrediente que os sorprenderá muy gratamente si lo incorporáis en vuestro recetarios de repostería. Y es que con ella se pueden preparar infinidad de postres ya que combina con múltiples ingredientes. La calabaza queda perfecta en tartas, bizcochos, yogures, mermeladas, panes, brownies, helados, flanes… y muchas otras elaboraciones.

Hoy la he preparado en forma de bizcocho. Éste es muy sencillo de elaborar. Y tanto por su sabor especiado, como por su firme textura y la combinación con el chocolate, hará las delicias de vuestros invitados. ¿Una auténtica delicia! Además, resulta ideal para que los niños o aquéllos a los que no le gusta el sabor de la calabaza, la tomen, ya que su sabor queda camuflado con el resto de ingredientes.

Garantizo que si lo probáis, repetiréis seguro, no solo por su exquisito sabor, sino por la sencillez en su preparación, ya que partiendo del puré de calabaza, solo hay que ir mezclando el resto de ingredientes.

Ingredientes:

-300 gr. puré de calabaza

-275 gr. harina

– 250 gr. azúcar

-3 huevos

-150 ml. aceite

-1 sobre levadura

-100 gr. frutos secos

-1 cucharadita canela

-1/2 cucharadita jengibre en polvo

-1/2 cucharadita nuez moscada

-70 gr. chocolate negro fondant

-40 gr. crema de cacao casera 

Preparación:

Comenzamos haciendo el puré de calabaza. Para ello pelamos, lavamos y troceamos la calabaza. La ponemos a cocer en un cazo con agua hasta que esté tierna. Una vez cocida, escurrimos muy bien el agua y trituramos para formar el puré. Reservamos.

Precalentamos el horno a 180º. En un bol amplio ponemos los huevos junto con el azúcar y batimos. Añadimos el puré de calabaza y el aceite. Removemos hasta integrar. Añadimos la harina cernida junto con la levadura y removemos de nuevo. Incorporamos las especias: canela, jengibre y nuez moscada, junto con los frutos secos. Integramos con movimientos envolventes. Engrasamos un molde rectangular de 24 cm con aceite y harina. Vertemos dentro la masa y horneamos 50 minutos o hasta que el bizcocho esté cocido (compruébalo pinchando con un cuchillo para ver si sale seco).

Una vez apagado el horno, dejamos templar el bizcocho 10 minutos en su interior con la puerta entreabierta (esto es para que no se baje por el contraste de temperaturas). Sacamos del horno, dejamos enfriar y desmoldamos.

Preparamos la crema de cacao (como se muestra en este enlace o en la sección de dulces). La ponemos en una manga pastelera y la esparcimos por encima del bizcocho a modo de decoración. Por otra parte, derretimos el chocolate al microondas o al baño maría y también lo vertemos por encima del bizcocho.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

CREMA DE NUECES

Si os soy sincera, no soy muy amante de los frutos secos, nunca me han llamado la atención, pero como sé que son muy saludables y beneficiosos para nuestra salud, quería introducirlos en mi alimentación y la de mi familia como alternativa saludable a las cremas industriales de otros frutos secos (como por ejemplo la tan conocida de cacao y avellanas) u otras mantequillas industriales, cargadas de azúcares, grasas, aceites muy poco saludables (de palma, coco…), conservantes, estabilizantes… Y aprovechando unas nueces que me dio mi madre me decidí a elaborarla.

El resultado es exquisito. La textura es suave y untuosa, el olor mientras se prepara recuerda a las fábricas de dulces de antaño y el sabor es indescriptible, merece la pena probarlo. Su elaboración es bien sencilla ya que solo se necesita tostar y triturar un único ingrediente: las nueces, no hace falta añadir aceite, ni azúcar ni nada más. Únicamente yo he añadido una pizca de sal y de canela para potenciar el sabor, pero si no os gusta el sabor de la canela (a mí es que me encanta el aroma que deja en cualquier elaboración) podéis prescindir de ella o sustituirla por una gota de vainilla.

Es ideal untada en galletas, sobre unas rebanadas de pan, en el yogurt o esparcida sobre la fruta (combina muy bien con el plátano, manzana, papaya…). Con ella estamos enriqueciendo nuestra comida, ya que las nueces nos aportan proteínas, fibra, vitaminas B y E, grasas saludables, antioxidantes, esteroles y minerales como el potasio, sodio, hierro, calcio, magnesio y zinc.

En la nevera puede conservarse varias semanas, pero es recomendable preparar poca cantidad para que no dure mucho tiempo, ya que los frutos secos van perdiendo nutrientes y debido a su contenido en grasas tienden a enranciarse. Es preferible elaborarla más a menudo y disfrutarla con sus mejores cualidades. En mi nevera y mis desayunos nunca falta.

En breve publicaré otras cremas o mantequillas con otros frutos secos como la almendra o la avellana. Os animo a probadla. ¡Bien merece la pena!

 

Ingredientes:

-250 gr. nueces

-1/2 cucharadita canela

-Una pizca de sal

IMG-20180518-WA0010

Preparación:

Comenzamos tostando las nueces en el horno. Para ello ponemos sobre la bandeja del horno un papel sulfurizado y encima las nueces peladas. Encendemos el horno a 180º  y sin precalentar, introducimos las nueces. Las dejamos como unos 10 minutos o hasta que estén tostaditas pero cuidando que no se quemen. Otra alternativa es tostarlas en la sartén amplia, para ello ponemos todas las nueces que quepan en una capa (sin amontonarlas) y las tostamos a fuego medio bajo removiéndolas de vez en cuando.

Introducimos las nueces en la batidora junto con la pizca de canela y de sal y las picamos a máxima potencia unos minutos. Abrimos la batidora, bajamos la mezcla de las paredes y seguimos triturando a media potencia hasta obtener una pasta cremosa (la trituración prolongada ha hecho que las nueces expulsen su aceite). Debemos parar de vez en cuando para bajar la pasta de las paredes de la batidora y así también evitar que se caliente el motor.

Una vez líquida la crema, esperamos a que se enfríe y la vertemos en un tarrito de cristal y la guardamos en el frigorífico. A tener en cuenta que gana consistencia al enfriarse.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

YOGURT DE VAINILLA CON NUECES Y MIEL

Sabíais que un cuarto de taza de nueces, ofrece más de 100 por ciento del valor diario recomendado de grasas omega-3 de origen vegetal? Además de grandes cantidades de cobre y manganeso, entre otras. Las nueces pueden ayudar a reducir no sólo el riesgo de cáncer de próstata, sino también el cáncer de mama. Contienen varios antioxidantes muy beneficiosos para la salud. Así como el aminoácido L-arginina, que ofrece múltiples beneficios vasculares a las personas con enfermedades del corazón, o los que tienen mayor riesgo de enfermedades del corazón debido a múltiples factores de riesgo cardíaco. Además este fruto puede mejorar la calidad del esperma, ayudar a controlar el peso, y ofrecer apoyo a la salud del cerebro y la diabetes tipo dos.

 

Por otra parte, la miel producida por las abejas nos aporta múltiples beneficios al organismo, como por ejemplo es ideal para las alergias, para la tos y suavizar a garganta. En un buen antioxidante y un alimento prebiótico. Regula el tránsito intestinal. Aumenta la energía. Ayuda a dormir mejor. Y posee propiedades anticancerígenas. Conclusión, que la mezcla de estos tres grandes alimentos (yogurt, nueces y miel) nos ayudarán a estar mejor nutridos y con la energía necesaria para afrontar las actividades diarias.

Ingredientes:

-800 ml. leche entera

-1 yogurt natural sin azúcar

-2 cucharadas esencia de vainilla

-2 cucharadas de azúcar

-8 cucharadas de nueces

-Miel

20180508_061045
20180508_061022
20180503_142841

Preparación:

*Con yogurtera: comenzamos virtiendo la leche en un bol, incorporamos el yogurt, el azúcar y la esencia de vainilla. Removemos bien con la ayuda de unas varillas hasta conseguir que todo el conjunto esté bien integrado. Repartimos en los vasos de yogurt y llevamos a la yogurtera 8 horas. Pasado este tiempo los sacamos, le colocamos sus tapas y los dejamos templar para posteriormente guardar en la nevera un mínimo de 4 horas.  Cuando los vayas a consumir agrega a cada yogurt unas nueces picadas encima  y sobre éstas una cucharada de miel.

*Sin yogurtera: primero hay que templar la leche, para ello se calienta a fuego medio, no debe hervir. Se retira del fuego cuando alcance los 45º (si no se dispone de termómetro para comprobar la temperatura, se sabrá que es la adecuada cuando al meter un dedo en la leche no te queme). Vertemos el yogurt junto con el azúcar y la esencia de vainilla en la leche templada. Removemos hasta que se integren todos los ingredientes y  repartimos la mezcla en los vasitos. Calentamos el horno 5 minutos a 150º, transcurrido ese tiempo, se apaga y se introduce los vasos de yogurt. Los dejamos 8 horas tapados con una manta (para que no pierdan el calor). Se sacan, se colocan sus tapas (o en su defecto le ponemos papel film) y los guardamos en la nevera un mínimo de 4 horas. Cuando los vayas a consumir agrega a cada yogurt unas nueces picadas encima  y sobre éstas una cucharada de miel.

Sugerencias:

*En lugar de esencia de vainilla se puede usar vainilla en rama, en este caso hay que infusionar la leche, ésto es calentar la leche (sin que llegue a hervir) con las semillas de la vaina de vainilla. Dejar enfriar, colar y mezclar con el resto de ingredientes. El resto del proceso es igual.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

SALMÓN CON COSTRA DE FRUTOS SECOS

Existe alguien en el mundo que le guste más el salmón que a mí? No sé yo… Adoro este pescado! Podría comerlo varias veces seguidas sin llegar a cansarme.Y es que su sabor lo hace especial y único, además nutricionalmente aporta muchísimas propiedades beneficiosas para el organismo tales como el omega 3, que contribuye a  disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos plasmáticos, y además aumentan la fluidez de la sangre, lo que previene la formación de coágulos o trombos. Así mismo, el salmón es una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico.

En esta ocasión he preparado este delicioso manjar del mar con una costra de frutos secos. Ya os podéis imaginar el resultado: increíblemente delicioso. Las almendras, pistachos y nueces le otorgan un crocante imposible de superar. Además enriquecemos aun más la receta con los nutrientes de estos frutos, ya que ayudan a reducir los niveles de colesterol malo y aumentan el bueno. Contienen grasas saludables para el organismo y omega 3. Estos componentes de los frutos secos equilibran los niveles de colesterol en sangre y se convierten en protectores del corazón. Además son antioxidantes, excelentes para reducir el estrés, la fatiga y el síndrome premenstrual por sus aportes de ácido fólico. Al igual que aportan fibra al organismo así como proteínas vegetales.

Es un plato muy sencillo de elaborar, en pocos minutos está listo para lucir en la mesa y hará las delicias de los comensales. El ligero toque picante que le otorga la mostaza de Dijón junto con el crujiente de los frutos secos y el potente sabor del salmón, lo convierten en un manjar lleno de contrastes, tanto de texturas como de sabores. Sin más, vamos a por la receta.

Ingredientes:

-4 lomos de salmón

-1 cucharadita de almendras

-1 cucharadita de nueces

-1 cucharadita de pistachos

-Mostaza de Dijón

-Verduras para acompañar

-Aceite de oliva

-Sal

Preparación:

Comenzamos precalentando el horno a 200º. Ponemos todos los frutos secos en la picadora y los trituramos.

Colocamos los lomos de salmón sobre una fuente de horno y los untamos con la mostaza. Encima ponemos una capa de los frutos secos triturados y horneamos 10 minutos o hasta que el salmón esté hecho.

Mientras pelamos, lavamos y cortamos las verduras con las que vayamos a acompañar el plato. Ponemos aceite en una sartén y las salteamos brevemente. También podemos disponerlas en una bandeja de horno con un poco de aceite de oliva y las asamos a la vez que el salmón.

Emplatamos un lomo de salmón por comensal acompañado de las verduras y un poco de mostaza de Dijón.

Sugerencias:

*Si los frutos secos se tuestan muy rápido durante el horneado y el salmón aun no está hecho, se puede cubrir con papel de horno o albal y seguir con la cocción.

*Se puede sustituir la mostaza por aceite de oliva a la hora de pintar el salmón para luego cubrirlo con los frutos secos.

*Resulta ideal acompañado de una ensalada o unas verduras y una copita de un buen vino blanco.

 ¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!