COULANT DE CHOCOLATE

Un postre delicioso que hace las delicias de los amantes del chocolate donde se combinan diferentes texturas. En la parte exterior encontramos un tierno bizcocho que envuelve un interior de chocolate negro fundente.

Ideal para sorprender a los invitados con un postre especial tras una comida elegante. Es muy sencillo de preparar y se puede tener hecho con antelación. Simplemente bastará con hornearlo 7 minutos a la hora de llevarlo a la mesa, ya que debe ser comido caliente. Resulta ideal si lo acompañamos de una bola de helado de vainilla para contrastar sabores y temperaturas.

Este postre se puede elaborar con antelación y congelarse. Tan solo un momento antes de servir se saca del congelador y se introduce en el horno 12 minutos.

Para asegurarnos el éxito es imprescindible respetar los tiempos de cocción, para que el exterior quede bien cocido y el interior fundente.

Ingredientes:

-3 huevos

-80 gr. azúcar

-50 gr. mantequilla

-150 gr. chocolate negro foundant

-1 cucharada de harina

Preparación:

Comenzamos precalentando el horno a 180º. Por otro lado, fundimos la mantequilla con 100 gr. de chocolate y reservamos el resto de chocolate. Batimos los huevos con el azúcar hasta que tripliquen su volumen. Añadimos la harina. Vertemos la mezcla de mantequilla y chocolate sobre la harina y los huevos. Removemos hasta integrarlo todo. Forramos con papel de hornear los moldes individuales, los engrasamos y enharinamos. Vertemos la mezcla de chocolate hasta la mitad del molde, colocamos un trozo del chocolate inicialmente reservado y lo cubrimos con el resto de la mezcla, sin llegar al borde porque al hornearse crecen. Horneamos durante 10 minutos. Desmoldamos y sevimos inmediatamente.

Sugerencias:

*Es ideal tomarlo con una bola de helado de vainilla o con un fondo de natillas caseras.

«Dedícate tiempo, disfruta cuidándote»