TARTAR DE AGUACATE Y LANGOSTINOS

Con unos pocos ingredientes podemos elaborar este exquisito y nutritivo plato para una cena rápida o un entrante super fresquito. Su base es el aguacate, un super alimento con muchos nutrientes y poderosos beneficios para el organismo. Éste es muy rico en aceites vegetales (ácido oleico y Omega 3). Contiene bastante potasio y magnesio, además de vitaminas del grupo B y la antioxidante vitamina E.

Para completar el aporte nutricional, lo presento combinado con verdura y langostinos. Es de muy fácil elaboración ya que solo debemos trocear los ingredientes y montar el plato. ¿Vemos como prepararlo?

Ingredientes:

-2 aguacates

-1 tomate

-1/2 cebolla

-4 lonchas jamón curado

-12 langostinos

-1/2 limón

-Aceite de oliva y Sal

Ingredientes para el aliño de soja:

-2 cucharadas de salsa de soja

-1 cucharada de miel

-4 cucharadas de aceite

-1 cucharada de vinagre

Preparación:

Preparamos el aliño de soja para dejarlo reposar mientras elaboramos el resto de la receta. Con el tiempo de reposo conseguiremos que los sabores ganen en intensidad. Para su elaboración simplemente ponemos todos los ingredientes en un recipiente de cristal y batimos con unas varillas o tenedor hasta que estén bien ligados. Reservamos.

Cocemos los langostinos, los dejamos entibiar, los pelamos y reservamos. Por otro lado, pelamos la cebolla, el tomate y el aguacate, los picamos muy finitos y los ponemos en un bol. Le añadimos el zumo del medio limón y sal. Troceamos 4 langostinos y se los incorporamos a la mezcla anterior. Removemos con cuidado para que no se deshaga el aguacate.

Para montar el plato, colocamos un aro en el plato de servir, rellenamos con la mezcla de aguacate y decoramos con los langostinos restantes. Retiramos el aro y rociamos los langostinos con un chorrito de aceite de oliva. El aliño de soja lo servimos rodeando el tartar.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

20180510_091527

BOLITAS DE ARROZ RELLENAS DE QUESO

Ayer mi amiga Laura, recién llegada de Italia, me habló sobre un plato que la cautivó durante su estancia en el país de la pizza, se trataba de unas bolitas de arroz rellenas! En Italia son conocidas como Arancini y las puedes encontrar rellenas de múltiples ingredientes tales como verduras, mozzarella, carne picada, bacon…Fue inevitable que se despertara en mi la curiosidad y probara a hacerlas.

El resultado fue todo un éxito al paladar y a la vista, ya que resultó una especie de croqueta de textura densa y crujiente por fuera (debido al arroz) pero con un interior muy suave y cremoso. Un contraste de texturas que hace las delicias de cualquiera. Son perfectas como aperitivos, entrantes o cenas para los niños.

Además son muy fáciles de preparar, no requieren de mucho tiempo ni esfuerzo y permite tenerlas hechas con antelación para simplemente freírlas en el momento de servir.

Perfectamente es una receta de aprovechamiento ya que la puedes elaborar con el arroz que te ha sobrado de una comida anterior.

Yo me he decantado por un relleno de queso proteico y fundente, bajo en grasas, para no sumar excesivas calorías al plato y aportarle el máximo de nutrientes, pero como mencioné en las líneas anteriores, el relleno puedes adaptarlo a lo que más te guste o simplemente a lo que tengas en la despensa en ese momento, atún, una aceituna rellena, tacos de jamón curado, salsa de tomate, cualquier tipo de carne triturada, una boloñesa, salsa bechamel con espinacas… Deja volar tu imaginación!

Y ya solo me queda contar los ingredientes de estos Arancini made in Spain.

Ingredientes:

-350 gr. arroz redondo

-700 ml. agua

-2 ajos

-2 cucharadas queso parmesano rallado

-Tacos de queso cheddar

-Harina

-Pan rallado

-1 huevo

-Aceite y Sal

Preparación:

En primer lugar hemos de cocer el arroz de forma tradicional pero esta vez sin lavarlo para que conserve el almidón y no quede suelto a la hora de guisarlo (así será más fácil luego formar las bolitas). En una sartén freímos los dientes de ajo previamente pelados y laminados. Vertemos el arroz y removemos unos segundos para que coja el aroma de los ajos fritos. Ponemos el agua en una cazuela e introducimos el arroz con los ajos. Añadimos la sal y cocinamos a fuego vivo hasta que comience a hervir. En este momento bajamos el fuego y cocinamos hasta que se haya absorbido el agua y el grano esté tierno (aproximadamente unos 15 minutos). Agregamos el parmesano rallado. Removemos para que se integre todo y con el calor el queso se derrita. Dejamos templar para comenzar a formar las bolitas.

Con las manos bien limpias, tomamos una porción de arroz, la colocamos en la palma de la mano y la escachamos un poquito. Ponemos en medio un trozo de queso cheddar. Colocamos encima otra porción de arroz y cerramos apretando ligeramente para que quede bien sellado y no se salga el relleno. Finalmente le damos forma de bola.

Ahora debemos rebozar las bolitas para freírlas. Para ello, batimos el huevo en un plato hondo. Ponemos la harina en un plato llano y el pan rallado en otro. Empanamos las bolitas de arroz primero en la harina, luego en el huevo y finalmente en el pan rallado (nos podemos ayudar de dos tenedores para facilitar el proceso).

Ponemos abundante aceite en una sartén y cuando esté bien caliente freímos las bolitas a fuego medio alto hasta que queden doraditas (hemos de tener en cuenta que el calor debe llegar al interior de la “croqueta” para que el queso se funda, con lo que no podemos darle una cocción muy rápida). Las sacamos sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite y servimos calentitas.

Sugerencias:

*Como comenté en la introducción se puede rellanar con los ingredientes que más gusten, como jamón curado, una aceituna rellena, jamón york, otro tipo de queso, salsa bechamel con espinacas, atún, salsa boloñesa… de cualquier manera quedarán deliciosas.

*El mejor acompañamiento para este plato es sin duda una ensalada o unas verduritas al vapor.

 

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

MOZZARELLA RELLENA

Buscaba una receta novedosa, dónde se mezclaran diferentes sabores, texturas y colores, y a la vez, me sirviera de entrante para el almuerzo con mi amiga Paula. Ella es una gran amante del queso, le encanta cualquier tipo y cualquier elaboración que lo incluya. Con lo que pensé en una combinación de queso con un super alimento como es el aguacate y sobre una salsa de tomate para acompañar. El resultado fue un éxito, ya no solo por los sabores, sino por lo sorprendente que resulta al partir la mozzarella y encontrar en su interior la crema de aguacate con anchoas.

Todo un acierto de entrante o cena ligera, facilísima de preparar y sorprendentemente resultona.

 

Ingredientes:

-1 mozzarella

-1 aguacate

-1/2 limón

-2 filetes de anchoa

Salsa de tomate casera

Preparación:

Preparamos una salsa de tomate como se indica en las recetas básicas.

Por otro lado, partimos el aguacate y extraemos su carne, la ponemos en un cuenco junto con el zumo del limón y las anchoas y escachamos hasta que deshacer e integrar muy bien los ingredientes.

Calentamos 30 segundos la mozzarella en el microondas para que se ablande y quede moldeable. Inmediatamente la aplanamos y ponemos en el centro la crema de aguacate con anchoas; volvemos a cerrar.

Emplatamos poniendo en la base la salsa de tomate y encima la mozarrella rellena.

Sugerencias:

*Se puede variar el relleno de la mozzarella por aquél que más guste, una mexzcla de atún y tomate triturado, salsa boloñesa, espinacas con bechamel, simplemente con salsa de tomate y albahaca

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

SUSHI DE VERDURAS

Receta sorprendente donde las haya, ya que nuestra mente asocia la palabra “sushi” a una especie de cuadrado multicolor de arroz recubierto de un alga o de pescado crudo. Pero aquí versionamos este plato sustituyendo el pescado y el alga por verduras, concretamente por un puré de patatas. Es ideal para aquellos que no les guste el pescado crudo y para los niños, ya que se combinan muchas hortalizas (vitaminas) con el arroz (hidratos de carbono) y con el queso crema (proteínas y calcio).

El relleno puedes variarlo dependiendo de tus gustos y preferencias, sustituyendo unas verduras por otras o añadiendo otros ingredientes. Te animas a prepararlo y me comentas qué tal resultó?

Ingredientes:

Puré de patatas casero 

-1 taza arroz

-2 tazas de agua (para el arroz)

-2 cucharadas jugo remolacha

-100 gr. queso crema

-1/2 zanahoria

-4 habichuelas

-1 manojo espinacas

-1/2 aguacate

Preparación:

Comenzamos cociendo el arroz en el agua con sal. Cocinamos a fuego vivo hasta que empiece a hervir. En este momento bajamos el fuego y cocinamos hasta que se haya absorbido el agua y el grano esté tierno.

Ponemos en un cazo agua y cocemos las espinacas previamente lavadas y picadas (si son frescas) y si se utilizan espinacas congeladas, se ponen directamente en el agua. Cuando estén cocidas, reservamos.

Pelamos, lavamos y troceamos la zanahoria en bastoncitos finos. Lavamos las habichuelas, les quitamos el rabito y las cortamos en dos. Pelamos el aguacate y lo laminamos.

Para montar los sushis de patatas nos ayudaremos de una esterilla o mantel chino (si no tenemos, usaremos un salvamanteles individual). Cubrimos el mantel con papel film y sobre este disponemos el puré de patata. Lo repartimos homogéneamente por toda la superficie y extendemos sobre él una fina capa de queso crema. Cubrimos con las espinacas (dejando libre un centímetro en la parte superior para enrollarlo con facilidad). Sobre las espinacas ponemos una hilera de los bastoncitos de zanahorias y otra con las habichuelas. Con la ayuda del mantel o esterilla vamos enrollando y presionando con los dedos de manera que se forme un rollo y quede cubierto con el papel film. Lo guardamos en la nevera un mínimo de dos horas para poder cortarlo con facilidad.

Para montar los sushis de arroz, procedemos igual que para los sushis de patatas. Cubrimos la esterilla o mantel con papel film y colocamos encima el arroz cocido. Sobre éste ponemos una capa muy fina de queso crema y encima el aguacate laminado. Terminamos colocando unos bastoncitos de zanahoria encima del aguacate. Con la ayuda del mantel vamos enrollando y presionando con los dedos. Una vez formado el rollito refrigeramos un mínimo de dos horas antes de servir.

Finalmente para los sushis de arroz al aroma de remolacha (teñidos de rojo) debemos proceder igual que para el sushi de arroz lo que a la hora de guisar el arroz, debes añadir el jugo de la remolacha, con lo que el arroz tomará el sabor y color tan característico de este vegetal.

Y para terminar, sacamos los rollitos de puré de patatas y de sushi de la nevera, retiramos el papel film de ambos y cubrimos el rollo de puré de patatas con sésamo o con polvo de almendras. Para servir corta en porciones gruesas.

Sugerencias: 

*El relleno se puede variar dependiendo de los gustos y preferencias, sustituyendo unas verduras por otras o añadiendo otros ingredientes.

 ¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

BERENJENA ALANGOSTADA

Estamos en plena temporada de berenjenas y aprovechando que tenía varias piezas en la nevera y quería prepararlas de forma sencilla pero innovando con un plato vistoso pero lleno de sabor, me decidí por combinarlas con mozzarella y curry.

El resultado sorprendentemente delicioso para la simpleza de la receta. Totalmente recomendable ya que es fácil de preparar y queda ideal para una cena ligera.

Bien es cierto que entre mis vegetales favoritos se encuentra la berenjena y el tomate (de hecho encontraréis muchas recetas donde los incluyo). Y es que las propiedades que nos  aporta, en este caso la berenjena, son ínfimas. Por ejemplo, la presencia de vitamina E la convierte en antioxidante,  es ideal en dietas de adelgazamiento por su bajo aporte calórico. La presencia de flavonoides hace que contenga propiedades antivirales y antibacterianas. Contiene además ácido fólico, necesario sobre todo durante el embarazo para el correcto desarrollo del feto. Es diurética por su alto contenido en agua, con lo que ayuda a eliminar toxinas del organismo. Posee un alto porcentaje de fibra, ideal para regular el tránsito intestinal y perfecta para personas diabéticas o con niveles altos de colesterol. Además, estimula la producción de bilis lo que la hace ideal para disminuir los problemas hepáticos.

Un condimento que suelo usar mucho en mi cocina es el curry. Muchos lo consideran una especia en sí, pero en realidad no lo es. El curry es un compuesto de especias cuya base es la cúrcuma, cilantro y comino. Y a éstas se les suele añadir cardamomo, ají, nuez moscada, anís, jengibre, clavo, canela y diferentes pimientas para darle un sabor picante.

Desde mi punto de vista aporta un sabor exótico a la vez que picante, al plato. Sencillamente me encanta el aroma que desprende. En esta ocasión lo he añadido a la berenjena para realzar el sabor de esta y de la mozzarella.

 

Ingredientes:

-4 berenjenas

-2 mozzarellas

-Orégano

-Curry

Preparación:

Precalentamos el horno a 180º. Lavamos bien las berenjenas y  le hacemos unas incisiones (sin terminar de cortarlas) de medio centímetro aproximadamente. Tomará aspecto de acordeón. Espolvoreamos cada incisión con poco de curry y las llevamos al horno hasta que estén casi cocidas (15 minutos aproximadamente). Sacamos del horno con cuidado de no quemarnos y colocamos un trozo de mozzarella en cada incisión. Llevamos nuevamente  al horno hasta que el queso comience a derretirse. Servimos inmediatamente con orégano por encima.

Sugerencias:

*Se pueden variar las especies por aquellas que más gusten (pimentón de vera, pimienta blanca, albahaca…). Al igual que el relleno también puede ser variado, añadiendo jamón york, jamón curado, otro tipo de queso, atún…)

*Si se acompañan de una ensalada constituyen una cena ideal o un entrante un tanto suculento.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!