COULANT CON CORAZÓN BLANCO

Al igual que el coulant de chocolate blanco este postre hará las delicias de los amantes del chocolate donde se combinan diferentes texturas y se mezcla el dulzor del chocolate blanco con el sabor intenso y puro del chocolate negro. En la parte exterior encontramos un tierno bizcocho de puro chocolate negro que envuelve interior de delicado chocolate blancofundente.

Ideal para sorprender a los invitados con un postre especial tras una comida elegante. Es muy sencillo de preparar y se puede tener hecho con antelación. Simplemente bastará con hornearlo 7 minutos a la hora de llevarlo a la mesa, ya que debe ser comido caliente. Resulta ideal si lo acompañamos de una bola de helado de vainilla para contrastar sabores y temperaturas.

Este postre se puede elaborar con antelación y congelarse. Tan solo un momento antes de servir se saca del congelador y se introduce en el horno 12 minutos.

Para asegurarnos el éxito es imprescindible respetar los tiempos de cocción, para que el exterior quede bien cocido y el interior fundente.

Ingredientes:

-3 huevos

-80 gr. azúcar

-50 gr. mantequilla

-100 gr. chocolate negro foundant

-50 gr. chocolate blanco foundant

-1 cucharada de harina

Preparación:

Comenzamos precalentando el horno a 180º. Fundimos la mantequilla con el chocolate negro. Batimos los huevos con el azúcar hasta que tripliquen su volumen. Añadimos la harina. Vertemos la mezcla de mantequilla y chocolate sobre la harina y los huevos. Removemos hasta integrarlo todo. Forramos con papel de hornear los moldes individuales, los engrasamos y enharinamos. Vertemos la mezcla de chocolate hasta la mitad del molde, colocamos un trozo de chocolate blanco en medio y cubrimos con el resto de la mezcla, sin llegar al borde porque al hornearse crecen. Horneamos durante 10 minutos. Desmoldamos y servimos inmediatamente.

Sugerencias:

*Resulta ideal tomarlo con una bola de helado de vainilla o con un fondo de natillas caseras.

PASTEL DE PISTACHO

Este postre es ideal para degustarlo en una merienda distendida con un buen café o un té aromático. Es muy sencillo de preparar, y su sabor y color son diferentes a los que habíais probado hasta ahora. Si de verdad buscas sorprender a tus invitados éste es el postre perfecto para ello.

Los pistachos de esta receta deben ser procesados en forma de pasta espesa, para la cual debemos usar pistachos naturales tostados sin sal. Se deben triturar en una picadora con un poco de agua hasta conseguir una pasta densa. Se puede añadir un poco de colorante verde para potenciar el color del pistacho. Yo no lo he usado para hacerlo lo más natural posible.

Cabe destacar que el pistacho es el mejor fruto contra la diabetes, ya que reduce los niveles de glucosa en sangre. Además disminuye el riesgo de sufrir enfermedades del corazón. Al ser rico en fibras, produce un efecto saciante por lo que ayudad a controlar el peso y regulan el tránsito intestinal. Favorecen a la vista. Reducen el estrés por la cantidad de potasio y magnesio que contienen. Fortalecen los huesos y músculos.  Y poseen antioxidantes para combatir el envejecimiento de la piel. Y después de conocer los grandes beneficios de este fruto, te animas preparar esta rica receta e introducirlos en tu dieta?

Ingredientes para el bizcocho de pistacho:

-150 gr. harina

-1 huevo

-60 gr. pistachos

-60 gr. azúcar

-60 gr. mantequilla

-1/2 cucharadita levadura

-Ralladura de 1 naranja

 

Ingredientes de la crema de queso:

-200 gr. queso crema

-60 gr. mantequilla

-250 gr. azúcar glass

 

Preparación:

Precalentamos el horno a 180º y comenzamos batiendo en un cuenco amplio la mantequilla a temperatura ambiente, junto con el azúcar y la ralladura de naranja. Le agregamos la yema de huevo y lo integramos bien, le añadimos la harina tamizada con la levadura, el zumo de naranja y los pistachos picados. Batimos las claras a punto de nieve y mezclamos con movimientos envolventes. Lo ponemos en un molde rectangular previamente engrasado (con mantequilla y harina). Horneamos 30 minutos. Sacamos del horno, lo dejamos enfriar.

Mientras preparamos la crema de queso, comenzamos batiendo la mantequilla con la ayuda de unas varillas para convertirla en una crema suave, le vamos añadiendo el azúcar glass y seguimos mezclando hasta unificarlo todo. Reservamos.

 

Desmoldamos el bizcocho. Lo partimos por la mitad y rellenamos con la mitad de la crema de queso. El resto de la crema la ponemos en una manga pastelera y la usamos para decorar el pastel.

Sugerencias:

*Para aportarle un toque crujiente al pastel, se puede optar por poner sobre la cobertura de crema de queso unos pistachos picados.

BROWNIE

Este postre es típico de la repostería de EEUU. Su nombre viene dado por su color marrón oscuro (brown en inglés). El primer brownie data de 1896 y surgió de un despiste, ya que a un repostero norteamericano se le olvidó echar levadura en su pastel de chocolate y se quedó un bizcocho compacto.

Esta elaboración es muy simple de preparar y admite infinidad de variaciones. Se puede cubrir (o no) con dulce de leche, nata, chocolate derretido (ya sea blanco, negro o con leche)

y en su interior se le suele poner nueces, pero igual que para la cobertura, admite múltiples combinaciones, tales como galletas, furtas troceadas, otros frutos secos, dulce de leche, nutella…

Por la densidad e intenso sabor a chocolate de su bizcocho, el brownie se suele servir con helado o con nata montada para contrarrestar sabores. De cualquier forma está exquisito y siempre es un acierto después de cualquier comida.

Ingredientes:

-150 gr. chocolate negro fondant

-200 gr. azúcar

-4 huevos

-200 gr.mantequilla

-80 gr. harina

-Galletas troceadas

-Chocolate blanco troceado

Preparación:

Precalientamos el horno a 180º.

En un bol batimos con la varilla los huevos y el azúcar. Por otra parte, derretimos la mantequilla con el chocolate al baño maría o en el microondas. Agregamos los huevos y removemos hasta que esté bien integrado. Añadimos la harina y volvemos a integrarlo todo. Finalmente agregamos las galletas troceadas y el chocolate blanco. Forramos un molde con papel de hornear y aceite. Vertemos la mezcla en su interior. Horneamos durante 40 minutos. Debe quedar un bizcocho cocido en su exterior pero tierno en el interior, para ello es importante no excederse en el tiempo de horneado. Dejamos templar, desmoldamos y cortamos el brownie a trozos.

Sugerencias:

*Resulta ideal si es servido aun caliente y acompañado de una bola de helado de vainilla.

*Si eres un amante del chocolate, degústalo con un poco de chocolate fondant derretido sobre el helado de vainilla y el mismo brownie.

COULANT DE CHOCOLATE

Un postre delicioso que hace las delicias de los amantes del chocolate donde se combinan diferentes texturas. En la parte exterior encontramos un tierno bizcocho que envuelve un interior de chocolate negro fundente.

Ideal para sorprender a los invitados con un postre especial tras una comida elegante. Es muy sencillo de preparar y se puede tener hecho con antelación. Simplemente bastará con hornearlo 7 minutos a la hora de llevarlo a la mesa, ya que debe ser comido caliente. Resulta ideal si lo acompañamos de una bola de helado de vainilla para contrastar sabores y temperaturas.

Este postre se puede elaborar con antelación y congelarse. Tan solo un momento antes de servir se saca del congelador y se introduce en el horno 12 minutos.

Para asegurarnos el éxito es imprescindible respetar los tiempos de cocción, para que el exterior quede bien cocido y el interior fundente.

Ingredientes:

-3 huevos

-80 gr. azúcar

-50 gr. mantequilla

-150 gr. chocolate negro foundant

-1 cucharada de harina

Preparación:

Comenzamos precalentando el horno a 180º. Por otro lado, fundimos la mantequilla con 100 gr. de chocolate y reservamos el resto de chocolate. Batimos los huevos con el azúcar hasta que tripliquen su volumen. Añadimos la harina. Vertemos la mezcla de mantequilla y chocolate sobre la harina y los huevos. Removemos hasta integrarlo todo. Forramos con papel de hornear los moldes individuales, los engrasamos y enharinamos. Vertemos la mezcla de chocolate hasta la mitad del molde, colocamos un trozo del chocolate inicialmente reservado y lo cubrimos con el resto de la mezcla, sin llegar al borde porque al hornearse crecen. Horneamos durante 10 minutos. Desmoldamos y sevimos inmediatamente.

Sugerencias:

*Es ideal tomarlo con una bola de helado de vainilla o con un fondo de natillas caseras.

«Dedícate tiempo, disfruta cuidándote»