GALLETAS FÁCILES (sin horno)

Con tan solo 3 ingredientes y en 5 minutos podréis disfrutar de unas deliciosas y nutritivas galletas ya que no necesitan ser horneadas, con lo que conservan todas sus propiedades naturales. Tampoco llevan harina, ni azúcar, ni grasas, ni leche, ni huevo, con lo que se convierten en una opción perfecta para aquéllos que tienen cualquier tipo de intolerancia, celiaquía, o llevan una dieta vegana, vegetariana, baja en grasa o simplemente desean cuidarse.

También resulta ideal para los niños y deportistas, ya que al llevar cereales hace que su rendimiento físico como mental aumente de manera considerable, estando perfectamente nutridos y lo más importante sin harinas ni azúcares refinadas que solamente aportan al organismo calorías vacías sin nutrirlo.

La base de este delicioso bocado son los copos de avena, mezclados con dátiles (o caramelo de dátil) y miel. Como extra y para aportarle más sabor se pueden añadir ingredientes como vainilla, canela, coco rallado, frutos secos troceados, chips de chocolate negro, ralladura de naranja, fruta deshidratada, jengibre… o aquellos que más os gusten…

Ya no hay excusa para tomar unas deliciosas, sencillas y rápidas galletas a la hora del desayuno o la merienda. ¿Qué me decís? ¿Os gusta la idea?

20180713_153742
20180713_153727

Ingredientes:

-1 taza y ½ de avena

-12 dátiles

-3 cucharadas de miel

Opcional para darle sabor: coco rallado, chips de chocolate negro, ralladura de naranja, fruta deshidratada, vainilla, canela, jengibre, frutos secos troceados…

Preparación:

Ponemos en la trituradora 1 taza de avena (reservamos el resto) con los dátiles (o caramelo de dátil si tenemos preparado) y la miel. Trituramos unos segundos hasta obtener una pasta algo pegajosa y compacta que podamos manipular. Ponemos la masa en un bol e incorporamos el resto de la avena que habíamos reservado, junto con los ingredientes extras que queramos añadir para aportarle sabor. En este caso yo he incorporado ralladura de naranja y coco rallado. Mezclamos bien y formamos bolitas que aplanaremos un poco con las manos. Las colocamos en un plato o tupper (sobre el cual habremos puesto papel de hornear para evitar que se peguen) y si queremos decoramos con chocolate fundido (yo he usado chocolate negro 80% cacao). Listas!

Las podemos tomar recién hechas pero si las refrigeramos al menos 1 hora ganan en consistencia. Se conservan en la nevera hasta 8 días.

Sugerencias:

*Si no disponéis de trituradora o procesador de alimentos, podéis mezclar en un bol todos los ingredientes (avena, dátiles finamente troceados, miel (y algún otro ingrediente extra si se desea) y proceder del mismo modo a formar las galletas.

*Podéis sustituir la miel por sirope de agave. Y los dátiles por cualquier otro fruto seco que le aporte dulzor como las uvas pasas, orejones…

*Si la masa resulta muy dura cuando la mezclamos podéis añadir una o dos cucharaditas de agua para que se ablande y podamos manipularla sin tener que añadirle más cantidad de miel.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

GALLETAS DE AVENA Y CEREZA

Se trata de unas riquísimas y super sanas galletas rellenas de cereza. La receta es de lo más simple ya que basta con mezclar todos los ingredientes para posteriormente darle forma y hornear las deliciosas galletas. El relleno de cereza le aporta un contraste de sabor y textura a la galleta delicioso. Podéis optar por usar el relleno que más os guste, aquí os dejo otras alternativas: mermelada de fresas, mermelada de manzana y canela, mermelada de berenjena, mermelada de melocotón, mermelada de zanahoria y papaya.  Y si andáis con prisas, podéis optar por usar una mermelada industrial.

Para endulzarlas como siempre he recurrido a mi fiel caramelo de dátiles (tenéis la receta pinchando aquí) pero podéis usar vuestro edulcorante preferido.

Guardadas en un bote hermético o lata duran perfectamente 3 ó 4 días.

¿Qué me decís? ¿Os animáis a preparar esta delicia para el desayuno o la merienda? 

Y pinchando aquí podéis ver la receta de otras riquísimas galletas estilo Chip Ahoy en su versión light. Riquísimas pero muchísimo más saludables.

Ingredientes:

-150 gr. de harina de avena

-1 cucharadita de levadura en polvo

-1 huevo

-60 ml. de aceite de oliva

-5 cucharadas de caramelo de dátiles

-1 cucharadita de canela molida

Ingredientes para el relleno de cerezas:

-200 gr. de cerezas

-5 cucharadas de caramelo de dátiles

Preparación:

Comenzamos preparando el relleno de las galletas, para ello pelamos y despepitamos las cerezas, las troceamos y las ponemos en un cazo con el caramelo de dátiles. Cocinamos a fuego medio hasta que las cerezas se hayan deshecho. Dejamos enfriar. Yo no he triturado esta confitura porque me gusta encontrarme pequeños trocitos de cerezas, pero podéis optar por triturarla si queréis un relleno más fino.

Ahora vamos a preparar las galletas, y es tan fácil como mezclar todos los ingredientes en el orden en que aparecen, hasta formar una pasta homogénea (si no disponemos de harina de avena, podemos optar por triturar los copos de avena). Dejamos reposar la pasta de galletas en la nevera, tapada con film transparente, durante 30 minutos para que tome cuerpo.

Precalentamos el horno a 180º. Ponemos papel de hornear en la bandeja del horno. Sacamos la masa de la nevera y tomamos una pequeña porción, hacemos una bola y luego la aplanamos, ponemos una cucharada de confitura de cereza en el centro y la cubrimos con otra bola de masa la cual también hemos aplanado un poco, sellamos los bordes para que no se salga el relleno y repetimos la operación hasta acabar con la masa. Las vamos colocando sobre la bandeja del horno y hornemos durante 10 minutos o hasta que estén ligeramente doradas por la superficie (no pasarse demasiado en el tiempo de cocción o se quedarán secas). Dejar enfriar sobre la rejilla.

 

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

CHIPS AHOY LIGHT

¿Os apetece disfrutar de unas deliciosas y crujientes galletas con chips de chocolate pero en su versión más sana? Pues atentos a la receta porque no tiene desperdicio, además de ser muy sencilla de preparar…

Para hacerlas lo más sanas posible y potenciar su sabor, he usado mantequilla o crema de almendras casera (podéis ver la receta pinchando aquí, si no disponéis de ella, se puede usar mantequilla común). Al igual que he endulzado la preparación con caramelo de dátiles (os dejo la receta pinchando aquí), pero podéis sustituirlo por el edulcorante que prefiráis (aunque con los dátiles resultan realmente deliciosas).

Yo usé chocolate  negro con 72% de cacao (a tener en cuenta que cuanto mayor sea el porcentaje de cacao de la tableta de chocolate, más saludable y enriquecedor será). Pero si preferís podéis optar por usar chips de chocolate ya comprados.

Un consejillo rápido es que si no tenéis harina de almendras, podéis triturar las almendras enteras hasta hacerlas polvo, pero cuidado con no pasaros en la trituración o se os quedará como una crema.

Qué os parece la receta? ¿Os animáis a prepararlas y me contáis? 

Ingredientes:

-2 vasos de harina de almendras

-1 vaso de avena

-2 huevos

-1 vaso de mantequilla de almendras

-1 vaso de caramelo de dátiles

-1 cucharadita de vainilla

-1 cucharadita de levadura en polvo

-1 cucharadita de bicarbonato sódico

-1/2 tableta de chocolate negro

Preparación:

Comenzamos batiendo ligeramente los huevos, añadimos la mantequilla de almendras, la vainilla y el caramelo de dátiles. Removemos bien e incorporamos la harina de almendras, la avena, la levadura y el bicarbonato. Mezclamos el conjunto y añadimos el chocolate negro previamente troceado pequeñito. Removemos y guardamos en la nevera, tapado con film transparente, durante 1 hora para que endurezca.

Finalmente hacemos bolitas, las escachamos un poco con la palma de la mano y las colocamos en una placa de horno forrada con papel de hornear. Horneamos en horno precalentado a 180º durante 15 minutos o hasta que veamos que están doradas.

Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

 

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!