MERMELADA DE BERENJENA

Una mermelada con berenjena? Si si y bien sabrosa que es. Yo también me sorprendí cuando oí hablar de la mermelada de berenjenas pero ni que decir tiene que está exquisita y el aroma que desprende durante su preparación es indescriptible. Realmente es una mermelada con cuerpo perfecta para acompañar a un queso o carne a la plancha o parrilla. Y así aprovecharnos de todas sus beneficios, ya que es una de las verduras que más propiedades aporta sin apenas añadir grasas ni calorías. Cabe citar que es una buena fuente de antioxidantes, ideal para evitar el envejecimiento de la piel y mejorar la digestión (se recomienda tomarla después de una comida abundante o copiosa). Al igual que ayuda a reducir el colesterol, combate el insomnio, mejora la circulación y posee un alto contenido en minerales (sobre todo fósforo, potasio y hierro) y en vitaminas como la A, B1, B2 y C.

Ingredientes:

-1 kg. berenjenas

-500 gr. azúcar

-1 litro de agua

-1 limón

-1 palito de canela

Preparación:

Comenzamos lavando bien las berenjenas, las troceamos a cuadritos y las ponemos en un cazo con el agua, el azúcar, el palito de canela y el zumo del limón. Cuando comience a hervir bajamos el fuego y cocinamos a fuego lento hasta que se deshaga. Tener en cuenta que debemos remover de vez en cuando para evitar que se pegue. Apartamos del fuego.

Ya solo queda verterla en tarros esterilizados, cerrarlos y ponerlos boca abajo durante un mínimo de seis horas para hacer el vacío, de esta forma la mermelada nos aguantará un mes en el frigorífico.

Si queremos conservarla por más tiempo debemos proceder de la siguiente forma: debemos lavar los tarros de cristal y hervirlos durante 10 minutos para esterilizarlos. Luego introducimos la mermelada en su interior, cerramos los botes y los ponemos en una olla exprés, con un paño en el fondo para evitar que se choquen entre ellos y se rompan. Cubrimos de agua y cocinamos 15 minutos después que haya comenzado a salir el vapor. Dejamos enfriar y guardamos en un lugar fresco.

Sugerencias:

*Hay que tener en cuenta que la mermelada gana en consistencia a medida que va espesando.

*Se puede optar por no triturar la mermelada con la batidora o el chino, si lo que gusta  es encontrarse trocitos de fruta en ella.

*Se pueden reciclar los botes de mermelada industrial para envasar las mermeladas caseras.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *