SMOOTHIE DE ESPINACAS, MANZANA Y NARANJA

Hoy presento un batido verde cargado de nutrientes y vitaminas, ideal para reducir la grasa abdominal y para mejorar la función del hígado. Está compuesto de espinacas, manzana, miel, zumo de limón y yogurt. Como el resto de batidos, éste también es muy fácil de preparar y gracias a sus ingredientes nos sentiremos saciados hasta la siguiente comida (evitando picar entre horas).

Las espinacas crudas aportan energía, hierro, proteínas y fibra. Son un alimento con un alto nivel nutritivo que además contienen tilacoides, unas enzimas que no solo nos aportan saciedad, sino que favorecen la pérdida de peso. La manzana verde contiene biolementos esenciales para acelerar el metabolismo. Para ello, es necesario que la consumamos con piel. Por su parte, el limón y la naranja nos permitirán alcalinizar el organismo para eliminar los lípidos y toxinas que el organismo no necesita.

Y con la mezcla de antioxidantes y vitaminas de todos sus ingredientes, conseguiremos mejorar la función de hígado. ¿Os animáis a probarlo? 

Ingredientes:

-40 gr. espinacas crudas

-1 manzana verde

-2 cucharadas de miel

-Zumo de una naranja

Zumo de medio limón

Preparación:

Lavar muy bien las espinacas  y la manzana. Trocearlas y ponerlas en la batidora. Triturar junto con el resto de ingredientes. Servir inmediatamente.

Sugerencias:

*Se puede sustituir la miel por azúcar o cualquier otro edulcorante.

*Si se desea una textura más espesa se puede añadir un yogurt natural en lugar del zumo de naranja.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

SANCOCHO CANARIO VANGUARDISTA

Si hay un plato típico de mi isla es el sancocho canario. Éste se suele preparar principalmente en el día de Canarias o el Viernes Santo (por la tradición de no comer carne durante esos días). Aprovechando que hoy,30 de mayo, es el día de Canarias, voy a contaros cómo se elabora este delicioso plato.

Sus ingredientes básicos son el pescado salado, las papas, la batata, el mojo y una pella de gofio. El pescado que normalmente se utiliza es el cherne o la corvina, las papas y la batata se presentan sancochadas (cocidas), el mojo puede ser rojo (echo con pimientos rojos) o verde (elaborado con pimientos verdes) y la pella de gofio es un cereal de trigo que se amasa con la propia agua del pescado sancochado.

Me gustaría hablaros brevemente del gofio y de los múltiples beneficios que aporta a nuestro organismo. Este alimento no  es más que harina de cereales, como el trigo o millo, tostados y molidos a la piedra. Las formas más comunes de consumirlo son con la leche y en determinados platos como en potajes, caldos, purés y postres. Destaca por ser un alimento totalmente natural, ya que se elabora a la piedra y no contiene conservantes ni colorantes. El gofio es un alimento rico en vitaminas B1, B2, C, A y D y minerales (hierro, calcio, magnesio, potasio, sodio y zinc. También contiene ácidos grasos omega 6 (ideal para reducir los niveles de colesterol alto y eliminar la grasa acumulada en las arterias), aporta una cantidad interesante de fibra (la cual ayudad a regular el tránsito intestinal), es muy nutritivo y apenas aporta grasas. En definitiva, podemos considerarlo un super alimento muy beneficioso para nuestra salud.

Y volviendo a la receta, en esta ocasión he querido innovar con la preparación de este plato tan tradicional de Gran Canaria y el resultado ha sido inmejorable. He utilizado todos los ingredientes básicos del sancocho original pero versionando la forma de cocción y la presentación, por un estilo mucho más vanguardista. En lugar de presentar las tradicionales papas y batatas sancochadas (cocidas), he hecho un puré con ambos ingredientes. El pescado salado, lo he salteado en un aceite  aromatizado de ajo y perejil. Y la pella de gofio la he endulzado con dátiles y le he puesto un crocante de sésamo tostado.

Os decantéis por la versión tradicional  (la foto está al final de la esta página) o ésta, más vanguardista, el sancocho canario siempre será un acierto en la mesa para celebrar una reunión familiar, el día de Canarias o el Viernes Santo.

Ingredientes:

-500 gr. puré de patatas (pinchar aquí o ver recetas básicas)

-400 gr. pescado salado (cherne)

Pella de gofio

-Sésamo tostado

-Mojo rojo

-Aceite de Oliva y Sal

Ingredientes puré de batata:

-2 batatas

-100 ml. leche

-60gr. mantequilla

Preparación:

En primer lugar debemos desalar el pescado el día anterior a la preparación, para ello lo ponemos dentro de un cazo con abundante agua durante 24 horas, y debemos de cambiarle dicha agua cada 6 horas (en total unas cuatro veces) para quitarle el exceso de sal.

Una vez desalado el pescado, debemos lavarlo muy bien y cortarlo a trozos.

Ahora procedemos a preparar el mojo rojo: pelamos los ajos y los agregamos al vaso de la batidora junto con el resto de ingredientes secos. Vertemos sobre éstos, los ingredientes líquidos y batimos hasta conseguir una salsa homogénea.

Para elaborar la pella de gofio, disolvemos el azúcar y la sal en el agua. Disponemos en un bol el gofio y vertemos encima el aceite de oliva. Mezclamos y añadimos el agua con el azúcar y la sal disuelta. Amasamos con las manos e incorporamos los dátiles troceados bien pequeño. Hacemos porciones individuales pero alargadas (como si de un pan se tratara), y lo cubrimos con un poco de sésamo tostado. Os dejo el link pinchando aquí, para que veáis la pella de gofio con plátano, que también esta deliciosa.

Preparamos un puré de patatas, podéis ver la receta pinchando aquí, o en la sección de básicos. Y para el puré de batata  Pelamos las batatas, las lavamos y troceamos. Las cocemos en abundante agua hasta que estén tiernas (unos 15 minutos). Una vez cocidas, escurrimos el agua sobrante y las escachamos con un tenedor o las pasamos por un pasapurés y así quedará una textura más fina (nunca debemos utilizar la batidora eléctrica). Agregamos la mantequilla y removemos hasta integrarlo todo. Añadimos la leche y volvemos a mezclar.

Por otro lado, ponemos en una sartén un chorrito de aceite de oliva e incorporamos tres dientes de ajo un poco de perejil finamente picado. Cuando estén dorados los ajos y el perejil, lo retiramos y añadimos el pescado, el cual cocinaremos a fuego medio hasta que esté bien hecho por todos sus lados. Reservamos.

Para un emplatado de porciones individuales, ponemos un aro en el centro del plato, cubrimos el fondo con el puré de batata, encima ponemos el puré de patatas y sobre éste el pescado desalado. A un lado del plato colocamos una porción de pella de gofio y por otro lado vertemos un poco de mojo.

 

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

PELLA DE GOFIO Y PLÁTANO

Mañana día 30 de mayo es el día de Canarias y en la guardería de mis hijos hacen una fiesta donde todos los peques deben ir vestidos con la ropa y llevar una comida también típica regional para compartir. Yo, entre otras cosas, he preparado una pella de gofio, la cual he enriquecido con plátanos y miel. El resultado ha sido bastante rico. Los niños quedaron encantados y es que el sabor dulce que le aporta tanto el plátano como la miel hace que los más pequeños se sientan atraídos y la coman sin problema alguno. El gofio es un cereal que no contiene grasas ni azúcares añadidos, es un alimento conformado por una harina no cernida de cereales tostados, generalmente de trigo o millo (maíz). La forma más común de tomarlo es con leche o en el potaje, aunque también es bastante común utilizarlo amasado como acompañamiento de las comidas (formando pellas o pelotas y cumpliendo la función del pan) o escaldado (se aprovecha el caldo del potaje para escaldarlo y consumirlo con verduras o solo).

Es ideal en el desayuno ya que aporta energía, minerales, vitaminas y fibra necesarias para realizar la actividad diaria. Destacar también su poder saciante, lo que hace que se llegue a la siguiente comida evitando atracones. Los deportistas suelen consumirlo antes de su entreno o después (a modo de recuperación) ya que su contenido en grasas es mínimo. A los niños se le suele mezclar con la leche en el biberón. También es común su uso en la repostería, en mousses, helados… 

Como sugerencia, se le puede añadir unas pasas o dátiles troceados, yo no lo he hecho porque al ser para los niños, ya se sabe que hay que tener precaución con los frutos secos cuando son pequeños (por riesgo de atragantamiento o intolerancias…) Pero queda riquísima, a la vez que mucho más bonito el corte con las pasas ¿Y tú, te animas a probarlo?

Ingredientes:

-2 plátanos maduros

-50 gr. gofio

-2 cucharadas de miel

-Pasas o dátiles (opcional)

Preparación:

En un bol ponemos los plátanos pelados y troceados. Los escachamos muy bien con un tenedor y le añadimos el gofio y la miel. Mezclamos muy bien hasta que se integren todos los ingredientes. Finalmente le damos forma de rulo y servimos cortada en rodajas. 

Se conserva en el refrigerador.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote! 

MOUSSE DE AGUACATE Y ALMENDRAS

Si buscáis un postre fácil, rápido, cargado de sabor y de nutrientes, y lo mejor, sin grasas añadidas, esta mousse de aguacate y almendras es la opción perfecta.

He combinado varios super alimentos como son el aguacate, las almendras y el plátano, por su riqueza nutricional y la gran cantidad de energía que aportan al organismo. No he utilizado nata para no incrementar calorías ni grasas a la elaboración, ya el plátano le aporta la cremosidad tan característica de las mousses.

Es ideal como postre, tentempié o incluso como merienda saludable para aquellas personas sometidas a un gran esfuerzo (deportistas, trabajos que requieren destreza física…). Además, que lo podéis envasar en un botes de cristal o tupper y llevarlo al trabajo, al gimnasio, a la playa, al parque o donde se os ocurra, para tomarlo y recobrar energía J Os animo a probarlo, y os garantizo que si lo hacéis de seguro repetiréis.

Ingredientes:

-2 aguacates

-1 plátano

-1 limón

-3 cucharadas azúcar

-Bizcochos de soletilla triturados

-1/2 vaso de almendras 

Preparación:

Pelamos los aguacates y el plátano y los trituramos con la batidora junto con las almendras (reservamos varias para decorar). Añadimos el zumo de limón y el azúcar. Mezclamos bien.

En los vasos de servir, ponemos en el fondo unas cucharadas de los bizcochos de soletilla triturados y encima vertemos la mousse. Refrigeramos un mínimo de 4 horas. A la hora de servir, decoramos con las almendras reservadas.

Sugerencias:

*Se puede usar otro tipo de base para la mousse, como: galletas trituradas, otro tipo de bizcocho o magdalena, o incluso prescindir de ellos si se prefiere una versión light.

 

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

LOMO ALTO DE TERNERA CON SALSA PEDRO XIMENEZ

Estamos de fin de semana y me apetecía preparar un plato especial. Pensé en una receta que llevaba rondándome por la cabeza desde hacía tiempo, una buena carne con una salsa de vino tinto. En esta ocasión elegí unos lomos de ternera pero podéis usar solomillo, carrilleras, incluso carne de cerdo… a vuestro gusto. Al igual que podéis sustituir el caldo de carne si no tenéis, por agua (o por caldo de pollo).

Elegí el vino Pedro Ximénez por su aroma dulzón pero se puede elaborar con cualquier otro vino tinto que os guste o tengáis en la despensa.

El resultado es espectacular. Una salsa muy bien ligada y llena de sabor. El efecto que le da al plato el Pedro Ximénez es increíble y sin necesidad de condimentos externos. Y es que si sabéis salsear y condimentar vuestras elaboraciones, no es necesario usar pastillas saborizadas y artificiales, no hay nada más auténtico que lo casero. Y además que se prepara sin complicación alguna. ¿Os animáis a hacerla y me contáis?

Ingredientes:

-4 lomos de ternera

-1 cebolla

-3/4 vaso de vino Pedro Ximénez (u otro vino tinto)

-1 vaso de caldo de carne (o agua)

-1 cucharada de harina

-Aceite de oliva, Pimienta y Sal

-Guarnición: 2 Patatas, 1 Zanahoria, Orégano y Salvia

Preparación:

Comenzamos haciendo la salsa, para ello ponemos un chorrito de aceite de oliva en una sartén y pochamos la cebolla picada y previamente pelada. En otro cazo ponemos un chorrito de aceite de oliva y cuando esté caliente le añadimos el vino para que reduzca. Cuando la cebolla esté transparente, añadimos la harina y el caldo. Removemos para integrar. Cuando comience a hervir echamos el vino reducido y cocinamos a fuego medio hasta que la salsa haya espesado, removiendo de vez en cuando. Trituramos y reservamos.

En un cazo con agua y sal cocemos las patatas y la zanahoria (previamente peladas y lavadas). Las patatas las partimos a cuadraditos y la zanahoria la escachamos para formar un puré.

Salpimentamos los lomos de ternera y los hacemos en una plancha con un chorrito de aceite de oliva. Para emplatar, ponemos un lomo de ternera por persona, vertemos la salsa por encima y lo acompañamos con las patatas cocidas (espolvoreadas con orégano) y el puré de zanahoria con unas hojitas de salvia encima.

 

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

TARTAR DE AGUACATE Y LANGOSTINOS

Con unos pocos ingredientes podemos elaborar este exquisito y nutritivo plato para una cena rápida o un entrante super fresquito. Su base es el aguacate, un super alimento con muchos nutrientes y poderosos beneficios para el organismo. Éste es muy rico en aceites vegetales (ácido oleico y Omega 3). Contiene bastante potasio y magnesio, además de vitaminas del grupo B y la antioxidante vitamina E.

Para completar el aporte nutricional, lo presento combinado con verdura y langostinos. Es de muy fácil elaboración ya que solo debemos trocear los ingredientes y montar el plato. ¿Vemos como prepararlo?

Ingredientes:

-2 aguacates

-1 tomate

-1/2 cebolla

-4 lonchas jamón curado

-12 langostinos

-1/2 limón

-Aceite de oliva y Sal

Ingredientes para el aliño de soja:

-2 cucharadas de salsa de soja

-1 cucharada de miel

-4 cucharadas de aceite

-1 cucharada de vinagre

Preparación:

Preparamos el aliño de soja para dejarlo reposar mientras elaboramos el resto de la receta. Con el tiempo de reposo conseguiremos que los sabores ganen en intensidad. Para su elaboración simplemente ponemos todos los ingredientes en un recipiente de cristal y batimos con unas varillas o tenedor hasta que estén bien ligados. Reservamos.

Cocemos los langostinos, los dejamos entibiar, los pelamos y reservamos. Por otro lado, pelamos la cebolla, el tomate y el aguacate, los picamos muy finitos y los ponemos en un bol. Le añadimos el zumo del medio limón y sal. Troceamos 4 langostinos y se los incorporamos a la mezcla anterior. Removemos con cuidado para que no se deshaga el aguacate.

Para montar el plato, colocamos un aro en el plato de servir, rellenamos con la mezcla de aguacate y decoramos con los langostinos restantes. Retiramos el aro y rociamos los langostinos con un chorrito de aceite de oliva. El aliño de soja lo servimos rodeando el tartar.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

20180510_091527

BIZCOCHO DE ZANAHORIA, AVENA Y JENGIBRE

Aquí os traigo una versión algo diferente del tradicional pastel de zanahorias. Y es que en esta ocasión lo he preparado con avena, harina integral y miel. Pero perfectamente puede usarse harina blanca (o mitad y mitad) y para endulzarlo en lugar de miel puede usarse azúcar moreno, azúcar blanca o stevia.

El sabor es maravilloso, la zanahoria y la miel le aportan dulzor, la avena lo enriquece nutricionalmente y lo ayuda a que gane en textura. Y por otra parte, las especias: jengibre, canela y nuez moscada hacen que se intensifiquen aun más los aromas. Como cobertura he elegido chocolate derretido por el contraste de sabores con el bizcocho. Pero podéis decantaros por un glaseado de limón o una cobertura de queso (pinchando en el link os llevará a la receta).

Un sencillo y facilísimo bizcocho que resulta ideal como desayuno o merienda (sobre todo para los más pequeños) ya que sus múltiples nutrientes ayudarán a afrontar las tareas diarias.

Como sugerencia, añadir que queda riquísimo añadiéndole coco rallado, o unos frutos secos picaditos, o unas uvas pasas… (Si optáis por incorporárselos, hacedlo cuando ya tengáis la mezcla preparada, justo antes de hornear). Enriquecen el sabor del bizcocho a la vez que aportan más propiedades nutricionales. Vamos a por la receta.

Ingredientes:

-2 tazas de zanahoria rallada

-1 taza de copos de avena

-1 taza harina integral (puede usarse harina blanca)

-4 huevos

-1/4 taza leche

-1/4 taza aceite

-1/2 taza de miel (puede usarse azúcar blanca)

-1/2 cucharadita jengibre rallado (ó 1 cucharadita jengibre en polvo)

-1 cucharadita de canela

-1 cucharadita nuez moscada

-1 sobre de levadura en polvo

-150 gr. chocolate fondant

Preparación:

Precalentamos el horno a 180º y comenzamos a hacer el bizcocho. Separamos las yemas de las claras y éstas últimas las reservamos. Batimos las yemas con el azúcar hasta que estén espumosas. Añadimos la avena, la leche y trituramos. Incorporamos la zanahoria y el aceite e integramos el conjunto. Vertemos la harina con la levadura previamente cernidas y  las especias (canela, jengibre y nuez moscada). Batimos hasta mezclarlo todo. Finalmente montamos las claras a punto de nieve e incorporamos a la mezcla con movimientos envolventes.  Vertemos sobre un molde previamente engrasado y horneamos 50 minutos o hasta que veamos que está cocido (lo comprobamos pinchando con un cuchillo, si sale limpio significa que esté en su punto). Dejamos templar y desmoldamos.

Para la cobertura, derretimos el chocolate al baño maría, lo vertemos sobre el bizcocho y dejamos que se solidifique.

 

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

CROQUETAS DE ESPINACA

Las croquetas de espinacas son una manera interesante de introducir verdura en la alimentación diaria, sobre todo en la de los niños, que suelen ser más reacios a comer este vegetal por sí solo. Resultan muy sabrosas ya que se acompañan de una bechamel ligera y unas nueces picaditas, las cuales además de enriquecer nutricionalmente el plato, le aportan un toque crocante.

Éstas admiten múltiples variaciones, se le puede añadir atún, trocitos de jamón curado, jamón york, queso, zanahoria, dátiles, pollo, bacon… o cualquier otro alimento que tengamos en la nevera, sea de nuestro agrado y queramos aprovechar. 

Os animo a prepararla ya que es una receta muy sencilla, muy sabrosa, gusta a todo el mundo y la tendréis lista en un abrir y cerrar de ojos. Incluso podéis hacer de más y congelarlas, para sencillamente freírlas en el momento de servirlas.

Ingredientes:

-300 gr. espinacas

Bechamel 

-1 cebolla

-2 dientes de ajo

-5 nueces

-Sal

Para rebozar:

-Pan rallado

-1 huevo

Preparación:

Comenzamos lavando las espinacas, las picamos muy finitas y las cocemos en un poco de agua y sal durante 5 minutos. Escurrimos muy bien y reservamos.

Pelamos, lavamos y troceamos muy pequeñita la cebolla. La doramos en un sartén con un chorrito de aceite de oliva junto con los ajos previamente pelados y picados.

Por otro lado, preparamos la bechamel (como se indica en este enlace o en las recetas básicas) y le incorporamos las espinacas, la cebolla, los ajos y las nueces picadas. Llevamos al fuego un par de minutos más, removiendo constantemente para integrar todos los ingredientes y que no se pegue. Ha de quedar una masa consistente. Deja enfriar.

Ahora hay que rebozarlas, para ello batimos un huevo en un plato hondo y ponemos en otro plato el pan rallado. Vamos cogiendo porciones pequeñas de masa y le damos la forma que más nos guste (redondas, alargadas…) las pasamos primero por huevo batido y luego por pan rallado. Por último las freímos en abundante aceite y las escurrimos sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite. Servir caliente.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

SMOTHIE DE PAPAYA, AVENA Y LECHE DE ALMENDRAS

Los batidos con frutas, semillas, verduras, leche… son una forma ideal, sencilla y rápida de nutrir nuestro organismo de vitaminas y minerales, ya que solo se necesita licuar los ingredientes elegidos. Estos deben ser consumidos al instante de prepararlos porque pierden propiedades nutritivas con el paso del tiempo y sus ingredientes se van oxidando y ennegreciendo.

Hoy he preparado un smoothie muy sabroso y nutritivo, a base de papaya, avena, leche de almendras, canela y miel. Con este riquísimo cocktel nos beneficiamos de todas las propiedades de sus potentes ingredientes. Por ejemplo, la papaya cuenta con poderosos antioxidantes, vitaminas, minerales y enzimas digestivas que tras ser ingeridas contribuyen al buen funcionamiento del sistema digestivo del cuerpo. Por su parte, la avena tiene una gran función depurativa y además contiene propiedades contra el cáncer; posee numerosos ácidos omega 3 con lo que es ideal para el corazón y para reducir el colesterol; previene la osteoporosis y el estreñimiento; y es muy saciante por lo que es ideal para bajar de peso. La leche de almendras por su parte, tiene la misma consistencia que la leche de vaca, pero no tiene gluten, ni lactosa, ni colesterol, y es rica en vitaminas y minerales. Además, posee un alto contenido en vitamina E, D y A, proteínas, omega 6, zinc, calcio, hierro, magnesio y potasio. Y destacar que es un antioxidante natural que ayuda a prevenir el cáncer y a retrasar el envejecimiento.

¿Os animáis a incluir esta delicia en vuestros desayunos o meriendas?

Ingredientes:

-100 gr. papaya

-30 gr. avena

-125 ml. leche almendras

-1 cucharadita canela en polvo

-1 cucharadita de miel

-1 piedra de hielo

Preparación:

Pelamos y retiramos las pepitas de la papaya y la ponemos en la licuadora junto con el resto de ingredientes. Batimos hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados. Servimos de inmediato.

Sugerencias:

*Se puede sustituir la leche de almendras por la que más guste.

*Al igual que la miel puede ser sustituida por otro endulzante (estevia, azúcar blanca, azúcar moreno, sacarina líquida) o simplemente prescindir de ella si no nos gusta el sabor muy dulce.

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!

ROPA VIEJA DE CARNE Y JENGIBRE

Un plato típico de la gastronomía en Canarias es la ropa vieja. Esta rica comida se compone de garbanzos, carne, patatas y una fritura de tomates. En la Península se suele realizar partiendo de las sobras de un cocido que se haya elaborado con anterioridad, con lo que es sin duda alguna, un plato de aprovechamiento.

Debería ser una de esas elaboraciones de consumo semanal, ya que nutricionalmente hablando es una maravilla, porque se combinan legumbres (fibra y proteína vegetal), con las proteínas animales de la carne, los hidratos de carbono de las patatas y las vitaminas de las verduras de la fritura (tomates, cebolla, pimientos…).

Dependiendo de la zona en la que nos hallemos podemos encontrarnos con variaciones a la hora de prepararlo, incluso con los ingredientes. Yo me baso en la receta tradicional de mi madre, un guiso clásico y sencillo pero muy sabroso gracias al toque picante del jengibre. Alimento muy valorado nutricionalmente por su poder calmante ante las inflamaciones y dolores estomacales, además ayuda a prevenir el estreñimiento y mejorar la digestión, combate la gripe y los resfriados, previene el estreñimiento, mejora la circulación sanguínea y la absorción de nutrientes. Y se ha demostrado que posee células anticancerígenas muy poderosas, capaces de inhibir el crecimiento de las células cancerosas en el colon y la próstata. Y con todo lo expuesto anteriormente, os animáis a preparar este rico y completísimo plato? Vamos con la receta.

Ingredientes:

-500 gr. de garbanzos

-300 gr. carne de ternera

-4 patatas

-1 cebolla

-2 dientes de ajo

-1/2 pimiento rojo

-1 vaso tomate frito

-1 vaso tomate frito

-Perejil

-1 hoja laurel

-Unas ramitas de tomillo

-1/2 copita de vino blanco

-1/2 cucharadita de jengibre natural rallado

-Aceite de oliva y Sal

Preparación:

Debemos poner de remojo los garbanzos en agua la noche anterior para hidratarlos.

Comenzamos la receta haciendo el tomate frito (como se muestra en este enlace o en la sección de recetas básicas). Seguidamente pelamos, lavamos y troceamos muy finamente la cebolla y los ajos. Los incorporamos a una sartén con un chorrito de aceite de oliva y rehogamos hasta que la cebolla esté transparente. Añadimos el pimiento previamente lavado, sin pepitas y finamente cortado y cocinamos 5 minutos más. Incorporamos el tomate frito, el laurel, el tomillo, el jengibre y el vino blanco y dejamos cocer a fuego medio hasta que se haya evaporado casi por completo el agua del tomate.

Por otro lado, escurrimos los garbanzos y los lavamos bien. Los incorporamos a una olla exprés junto con la carne de ternera previamente lavada y troceada en daditos. Ponemos un poco de caldo de ave o agua en su defecto y llevamos a ebullición. Hará una espuma en la parte superior, la cual retiraremos con una espumadera. Vertemos la fritura de tomate en la olla y añadimos la sal. Cocinamos 10 minutos a partir de que comience a salir el vapor.

Mientras pelamos las patatas, las lavamos y cortamos en dados. Las freímos en abundante aceite de oliva e incorporamos a la preparación anterior de garbanzos y carne. Servimos espolvoreado con perejil, previamente lavado y troceado muy finito.

Sugerencias:

*Puede usarse garbanzos de bote, los cuales no han de ser puestos de remojo porque ya están hidratados.

*Este plato admite variaciones en la carne, yo he usado ternera pero puede emplearse pollo desmenuzado.

*También se puede usar jengibre en polvo o deshidratado.

*Como la mayoría de los guisos, gana en sabor si se deja reposar un poquito antes de degustarlo para que se integren los sabores.

 

¡Dedícate tiempo, disfruta cuidándote!